Basualdo no renuncia, Guzmán permanece en su cargo y no habrá nuevos aumentos de tarifas

Santiago Dapelo
·3  min de lectura
Federico Basualdo y Martín Guzmán
Archivo

Federico Basualdo no renunciará. Martín Guzmán, tampoco. Y no habrá nuevos aumentos en las tarifas de servicios públicos. El Gobierno intenta dejar atrás la crisis política que se infringió la última semana, tras el affaire entre el ministro de Economía y el subsecretario de Energía Eléctrica, con el menor costo posible y una clara ganadora, la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Según confirmaron dos altísimas fuentes del gobierno nacional, una con terminal en la Casa Rosada y la otra en el kirchnerismo duro, Guzmán y Basualdo seguirán en funciones. “Es una pelea de economistas que tienen que resolver ellos”, deslizó un funcionario con acceso diario al despacho presidencial.

Si bien Guzmán contó en un principio con el respaldo del presidente Alberto Fernández, poco a poco esa postura perdió fuerza. Es por eso que, tras el cimbronazo interno, ahora todos los involucrados intentan bajarle el tono al enfrentamiento que puso en crisis al Frente de Todos, en este caso entre la Casa Rosada y La Cámpora, donde reporta Basualdo, el enviado de Máximo Kirchner en un área clave para la expresidenta.

El presidente le toma juramento al nuevo ministro de Transporte, Alexis Guerrera
Tomás Cuesta


El presidente le toma juramento al nuevo ministro de Transporte, Alexis Guerrera (Tomás Cuesta/)

“En todo gobierno hay discusiones. Todos tenemos discusiones con secretarios y subsecretarios, que por suerte nadie filtró. Es un tema que se va a resolver en el Ministerio de Economía. Guzmán es un excelente ministro”, insistió un ministro con despacho en Balcarce 50.

Después de varios días en los que se insistió sobre la inevitable salida de Basualdo de Energía, con versiones y acusaciones cruzadas, desde Economía buscaron bajarle el tono a la disputa y confirmaron la actividad oficial del ministro para mañana; Guzmán y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezarán una reunión del gabinete económico.

La permanencia de Basualdo no fue la única derrota interna de Guzmán. Pese al pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI) para ordenar las cuentas públicas, el gobierno nacional definió que no habrá más incrementos para las tarifas de servicios público. “No hay otro aumento previsto. Es un 9% de aumento”, explicaron cerca del jefe del Estado.

Una vez más se impuso la postura que había marcado con claridad Cristina Kirchner en su presentación a fin de año La Plata, donde llamó a “alinear salarios y jubilaciones, precios y tarifas”.

“Lo que siempre hablamos es de un aumento razonable; pero siempre cuidando el bolsillo de las familias. Un aumento que no atente contra el ingreso de los trabajadores y suspender el aumento que había dejado [el expresidente Mauricio] Macri”, graficó uno de los funcionarios con mayor peso en el gabinete nacional.

El ministro Guzmán y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ayer en la Casa Rosada
El ministro Guzmán y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ayer en la Casa Rosada


El ministro Guzmán y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ayer en la Casa Rosada

Mientras tanto, sigue adelante el plan para avanzar con la segmentación de las tarifas y así reducir el volumen de subsidios. “El proyecto de segmentación es complejo y todavía no está. Puede haber ideas, pero no hay un proyecto específico de segmentación”, aseguraron fuentes oficiales. Y agregaron: “Es importante que la industria cuente con energía a precios razonables, y que las familias tengan tarifas acordes a su poder adquisitivo”.

Todo se desencadenó el viernes cuando desde el Palacio de Hacienda hicieron circular como un hecho la renuncia de Basualdo. Incluso deslizaron que la razón de su salida era por “incompetencia”. Pero la respuesta no tardó en llegar. Desde La Cámpora salieron al cruce de la información y anticiparon Basualdo no se iba del Gobierno. Para rematar, adelantaron que solo habría un aumento en las tarifas. Hoy, se confirmaron los dos hechos.