Bastión rebelde sirio recibe primeras vacunas contra COVID

GHAITH ALSAYED
·2  min de lectura
Un trabajador de salud revisa unas cajas de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca dentro de un camión, en Bab al-Hawa, en el noroeste de Siria, el miércoles 21 de abril de 2021. (AP Foto/Ghaith Alsayed)

IDLIB, Siria (AP) — El último bastión rebelde de Siria recibió el miércoles su primer cargamento de vacunas contra el coronavirus: un camión refrigerado entregó más de 50.000 dosis proporcionadas por las Naciones Unidas a la sobrepoblada provincia de Idlib.

En tanto, se tenía previsto que un cargamento más grande llegara a la capital Damasco para impulsar la campaña de vacunación en las zonas controladas por el gobierno.

En tanto, Siria registra un nuevo repunte de casos de coronavirus, que abruma a los hospitales ya debilitados por una larga guerra civil que ha deteriorado los servicios sanitarios.

Las vacunas contra el coronavirus desarrolladas por AstraZeneca fueron entregadas en la provincia de Idlib a través de un cruce fronterizo con Turquía, que es la única vía de acceso al mundo exterior en el noroeste de Siria. Yasser Najib, funcionario de salud de Idlib, dijo que se entregaron 53.800 dosis mediante el programa COVAX, cuyo objetivo es entregar vacunas contra el COVID-19 a las naciones más pobres del mundo.

Dado el actual conflicto en Siria, la distribución de vacunas está dividida: la mayoría de las dosis que pasan por Damasco son enviadas a zonas controladas por el gobierno y el resto ingresa a la nación por la frontera con Turquía. La ONU pasará por Damasco para entregar más de 200.000 vacunas para cubrir las zonas controladas por el gobierno y el territorio dominado por los kurdos en el noreste.

La región rebelde de Idlib, que cuenta con unos 4 millones de habitantes, está registrando un nuevo repunte de infecciones. La zona alberga a más de 2 millones de desplazados que viven en campamentos y en albergues temporales. Si bien el conflicto ha disminuido, operativos militares ocasionales aún violan el cese del fuego que ha estado en vigor desde marzo de 2020.

___

La periodista de The Associated Press Sarah El Deeb en Beirut contribuyó a este despacho.