“Basta de humo”. Masiva movilización en Rosario para pedir que cesen las quemas en el Delta del río Paraná

·5  min de lectura
Movilización sobre el puente Rosario-Victoria en reclamo de una ley de humedales
Movilización sobre el puente Rosario-Victoria en reclamo de una ley de humedales - Créditos: @Marcelo Manera

ROSARIO.- Miles de personas se convocaron esta tarde en la cabecera del puente que une las ciudades de Rosario y Victoria (Entre Ríos) para pedir que cesen las quemas en las islas del Delta del río Paraná, que desde principios de 2020 hasta ahora ya se devoraron un millón de hectáreas, cerca de la mitad de la superficie de este valioso ecosistema, afectando gravemente al ambiente y generando problemas severos de salud pública por el humo contaminante que, según la dirección del viento, invade ciudades como Rosario, San Lorenzo, San Nicolás, Villa Constitución y Baradero.

“Queremos que renuncie (Gustavo) Bordet, porque es el principal responsable de este desastre desde lo administrativo, lo judicial, lo ambiental y lo político. Está escondido mientras nosotros vivimos una tragedia total” dijo Verónica Fregogalia, cordobesa residente en Rosario, que llevaba un cartel con la inscripción “Bordet asesino”. Consideró que es urgente que el Congreso avance con “la ley de humedales, ya” porque la urgencia de la situación “es máxima”. El gobernador de Entre Ríos (peronismo), provincia que tiene jurisdicción sobre el 80% de las islas del Delta, fue uno de los políticos más criticados en la movilización junto a Juan Cabandié, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Conectar Igualdad. Qué impacto tuvo en la educación el megaproyecto del kirchnerismo cuyo presupuesto ahora está en suspenso

Sandra Casafús fue con un grupo de cuatro personas hasta la cabecera del puente, ubicada en el extremo norte rosarino. Contó que decidió participar de la movilización -que incluye el corte de la ruta nacional 174, acampe y vigilia hasta el mañana por la tarde- “para defender la vida”. “Lo que le pasa a la naturaleza nos pasa a nosotros. Tenemos el derecho y la obligación de defender a este humedal”, agregó. María Ángela Lussisario, parte del mismo grupo, añadió: “No nos mató el Covid y nos va a matar el humo, todos los políticos son responsables por esto, empezando por Cabandié que no sabe nada”.

Movilización sobre el puente Rosario-Victoria en contra de las quemas en las islas del Delta del Paraná y por la aprobación de la ley de humedales
Movilización sobre el puente Rosario-Victoria en contra de las quemas en las islas del Delta del Paraná y por la aprobación de la ley de humedales - Créditos: @Marcelo Manera

Además de las organizaciones socioambientales nucleadas bajo la Multisectorial de Humedales, participaron de la movilización algunos movimientos sociales y sindicatos como Amsafé (maestros), bancarios y aceiteros. Según el último monitoreo semanal del Museo Antonio Scasso de San Nicolás este año se registraron al menos 16.500 focos de calor en la zona del Delta, que incendiaron unas 232 mil hectáreas convirtiendo a 2022 en el segundo peor año en cantidad de incendios desde que comenzaron los registros, en 2010.

Aire negro

El lunes y el martes pasado Rosario estuvo invadida por un humo denso y picante que generó múltiples problemas de salud a su población (más de un millón de personas), que tuvieron que volver a hábitos de fase I de la pandemia como utilizar barbijos y evitar salir de sus viviendas por el altísimo nivel de contaminación del aire, que según el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario superó más de 10 veces los niveles considerados como tolerables por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por la magnitud del humo, las autoridades sanitarias de Rosario le pidieron a la población no hacer actividad física al aire libre, permanecer en sus viviendas y usar barbijo en caso de tener que salir al exterior
Por la magnitud del humo, las autoridades sanitarias de Rosario le pidieron a la población no hacer actividad física al aire libre, permanecer en sus viviendas y usar barbijo en caso de tener que salir al exterior

Esto llevó a que tanto desde la Secretaría de Salud municipal como desde el Ministerio de Salud santafesino salieran a difundir cómo protegerse de la contaminación del aire, con recomendaciones que a muchos les recordaron los primeros meses de la pandemia: utilizar barbijos, evitar actividad física al aire libre, evitar salir de la vivienda y cerrar puertas y ventanas.

Por su parte, el Ministerio de Salud de la Nación se limitó a anunciar que en los próximos días enviará 500 mil barbijos a localidades del sur de Santa Fe “para que las personas se cuiden del humo”. Un nivel de compromiso por parte de la cartera de salud nacional que cayó muy mal en algunos políticos locales, como la concejala Verónica Irízar (socialismo), quien se preguntó en redes si “era un chiste”. A finales de agosto, Irízar llevó adelante una denuncia penal contra Cabandié por incumplimiento de deberes de funcionario público e impericia en la prevención y manejo del fuego en los humedales del Paraná.

Por su parte, desde la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica recomendaron hacer un seguimiento de las personas con patologías respiratorias preexistentes (alergias respiratorias, asma y EPOC) y consultar al médico en caso de agravamiento de los síntomas.

Cronología política

Esta saga comenzó a principios de 2020, cuando la bajante extraordinaria del río Paraná, que ya lleva más de tres años de duración, dejó sin agua al ecosistema y potenció el avance de los fuegos, imparables por la alta cantidad de vegetación seca que hay y por la escasísima capacidad estatal para prevenir, coordinar acciones y planificar los usos del territorio.

Intendentes santrafesinos protestan en el Obelisco por los incendios en las islas del delta del Paraná.
Intendentes santrafesinos protestaron esta semana en el Obelisco por los incendios en las islas del delta del Paraná - Créditos: @Fabián Marelli

En un escenario de hartazgo social creciente, la política reaccionó de diferentes maneras: a mediados de semana, un grupo de intendentes del sur de Santa Fe liderados por el rosarino Pablo Javkin (radicalismo) fueron al Obelisco a reclamar “basta de quemas”. Al mismo tiempo se conoció que, finalmente, la Cámara de Diputados de la Nación decidió convocar para la semana que viene a un plenario de comisiones para debatir sobre la postergadísima ley de humedales, que propone un uso de ese ecosistema según criterios sustentables.

Cabandié, cada vez más criticado en Rosario y zona de influencia al ser la máxima autoridad ambiental del país, estuvo ayer en el comando operativo que los brigadistas montaron en la localidad de Alvear, al sur de esta ciudad. Desde allí sobrevoló la zona, vio los focos de incendio y pidió “que alguien vaya en cana” y que “aparezcan los funcionarios entrerrianos”, reforzando la estrategia discursiva del gobierno nacional que es descargar responsabilidades en otros actores, como la Justicia y los gobiernos provinciales.