China instaura restricciones por temor a un rebrote mientras la pandemia enluta a Brasil

Laurie CHEN, con Beatriz LECUMBERRI en París y las oficinas de AFP en el mundo
1 / 6

Policías vigilan en un barrio cercano al clausurado mercado Xinfadi de Pekín, el 13 de junio de 2020

Policías vigilan en un barrio cercano al clausurado mercado Xinfadi de Pekín, el 13 de junio de 2020 (AFP | GREG BAKER)

El gobierno chino ordenó el sábado el confinamiento inmediato de 11 zonas residenciales de Pekín donde se detectaron varias decenas de casos del nuevo coronavirus, mientras la pandemia que sigue asolando a Brasil, convertido en el segundo país más castigado del mundo, con más de 42.700 muertes.

Las autoridades chinas informaron de seis casos de infección local, vinculados en su mayoría al mercado de carne Xinfadi, en el distrito de Fengtai, al sur de Pekín, que fue cerrado. Decenas de habitantes de la capital dieron positivo al coronavirus, en los alrededores de ese mercado.

El viernes, las autoridades retrasaron la vuelta a las escuelas primarias de Pekín y suspendieron los actos deportivos debido a la aparición de los tres primeros casos, tras dos meses sin detectarse ninguna infección por covid-19.

Estos contagios hacen temer que la pandemia resurja en China, donde brotó en diciembre en la ciudad de Wuhan (centro). Las autoridades controlaron la expansión con un férreo confinamiento, que fue levantándose a medida que los contagios cedieron.

También se teme una segunda ola en Estados Unidos, país más castigado por la covid-19 con más de 114.500 decesos, donde varios estados que retomaron actividades en abril registran un número importante de nuevos casos.

- Avance sostenido en Brasil -

En todo el mundo, el coronavirus deja unos 427.500 muertos y 7,7 millones de contagios confirmados, según un balance de AFP. Pero las cifras reales podrían ser muy superiores debido a la falta de diagnósticos en muchos países.

Los casos declarados se duplicaron desde el 7 de mayo, y los decesos, en el último mes y medio.

Europa es el continente con mayor número de infecciones (más de 2,3 millones, el 30% del total), pero es en América Latina y el Caribe donde el coronavirus avanza más rápidamente: el viernes registró más de 55.000 casos, un 40% del total de contagios confirmados ese día.

En total, en América Latina se detectaron más de 1,5 millones de casos, y cerca de 76.000 muertes.

Brasil, que ya tiene 42.720 muertos y 850.514 casos, se convirtió el viernes en el segundo país más afectado del mundo. Sin embargo, en muertes por millón de habitantes, el panorama en Brasil es menos dramático que en Estados Unidos y Reino Unido. Este último es tercero en fallecimientos.

"La situación en Brasil es preocupante, todos los estados se ven afectados. El sistema sanitario no está aún colapsado, pero hay regiones donde se está a punto de alcanzar la saturación", dijo Mike Ryan, director de las cuestiones de urgencia sanitaria en la Organización Mundial de la Salud (OMS).México, segundo país latinoamericano más afectado, reportó 5.000 nuevos casos el viernes, un récord diario en el territorio que suma 16.448 muertes y más de 139.000 casos.En Chile, que también registró el viernes sus peores cifras diarias, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, renunció el sábado a su cargo en medio de cuestionamientos por la respuesta ante la pandemia y por las dudas que generó el cambio de metodología en el recuento de los casos, sobre el número real de fallecidos en el país. Hasta ahora, 3.101 personas han fallecido.Perú, que supera con 220.749 casos a México, parece empezar a salir del túnel con un leve descenso, informaron el sábado autoridades de Salud que advirtieron que eso no significa dejar la lucha contra la covid-19.La situación en América Latina renueva la pregunta de si la virulencia del covid-19 cede ante el buen tiempo, como otros. "A medida que se acerca el invierno austral, Argentina, Chile, el sur de Brasil o Sudáfrica asisten a crecimientos epidémicos fuertes, que recuerdan a los nuestros de hace unos meses", apunta el epidemiólogo Antoine Flahault, director del Instituto de Salud Global de la Universidad de Ginebra.- Polémica en España -Tras pasar tres meses aislados y encerrados, los europeos podrán volver a viajar dentro del continente el lunes. Pero cada país aplicará sus reglas y restricciones, y habrá que mirar bien el mapa antes de hacer la maleta.Italia, por ejemplo, abrió sus fronteras a los países europeos desde el 3 de junio; otros, como Francia y Grecia, lo harán el lunes; y hay casos, como el de España, que esperarán al 1 de julio.Justamente en España, uno de los países más golpeados con más de 27.000 decesos, aumentaron las críticas a las autoridades, que mantienen "congelado" desde el 7 de junio el balance de fallecidos.Las discrepancias en las cifras y en conteos regionales explicarían este vacío de información que aumenta la incertidumbre sobre el número real de fallecidos.Por su parte, el papa Francisco invitó a la humanidad, en un mensaje publicado el sábado, a "tender la mano a los pobres", criticando "el cinismo" y la "indiferencia"."En estos meses, en los que el mundo entero ha estado como abrumado por un virus que ha traído dolor y muerte, desaliento y desconcierto, ¡cuántas manos tendidas hemos podido ver!", dijo, homenajeando una vez más a los médicos, enfermeros, farmacéuticos, voluntarios o sacerdotes que arriesgaron sus vidas.En el mundo del deporte, los aficionados al fútbol pudieron volver a ver al Barça y el domingo jugará el Real Madrid. La Liga española está de vuelta, pero sin público.burs-bl/af/jvb/mis/lp/mls