Barranquilla se encierra acosada por los contagios y las muertes por el coronavirus

Agencia EFE
·3  min de lectura

Barranquilla (Colombia), 8 abr (EFE).- La pandemia de coronavirus puso contra las cuerdas a Barranquilla, la principal ciudad del norte de Colombia, donde el número de contagiados, hospitalizados y fallecidos es motivo de alarma y obligó a las autoridades a declarar un confinamiento total el próximo fin de semana.

En esta ciudad, capital del departamento del Atlántico, han muerto 4.842 personas y se registran 106.335 casos de contagios, equivalentes al 9 % de su población, el 25 % de ellos confirmados tan solo en el último mes. Además, desde hace semanas encabeza casi a diario las cifras de positivos en el país.

Para tratar de atajar la propagación del virus el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, y la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, anunciaron un confinamiento total durante todo el fin de semana próximo.

"Es lo que necesitamos en un momento como este, estamos en una tercera ola con un crecimiento exponencial en el número de contagiados que debemos asumir con todo el rigor", manifestó la gobernadora.

Barranquilla vivió un grave pico de la pandemia a mediados del año pasado, pero esta nueva ola de infecciones parece ser más agresiva que las anteriores.

"Estamos creciendo (en contagios) de manera muy rápida y esto no ocurrió en el pico pasado", reconoció la gobernadora.

Además del confinamiento del fin de semana, Barranquilla y los municipios del Atlántico seguirán con los toques de queda y la ley seca nocturnos hasta el 19 de abril, y aplicarán el modelo de alternancia llamado "pico y cédula", para limitar la circulación de la población.

SE AGOTAN LAS CAMAS EN LAS UCI

Desde el pasado 1 de marzo, cuando la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) estaba en el 50 %, Barranquilla y los demás municipios del Atlántico viven un incremento de contagios que elevó esa tasa al 87 %.

"Llegará el día en el que, si seguimos creciendo a esta velocidad, no encontraremos camas disponibles para atender tantos pacientes con coronavirus", agregó la gobernadora.

Por su parte, el alcalde Pumarejo advirtió que en este pico el coronavirus se ha mostrado más agresivo que en los brotes anteriores.

"El reto que enfrentamos en este tercer pico es muy distinto", dijo Pumarejo, quien explicó que en las ocasiones anteriores "solo el 1 % de las personas que se contagiaban asistía a un centro hospitalario para buscar atención médica y hoy el 14 % de los contagiados" lo hace.

La gobernadora del Atlántico manifestó además que han observado dinámicas sorprendentes del virus, que son analizadas por el Instituto Nacional de Salud (INS), como una velocidad de contagio que es "absolutamente atípica" en esa región y otras zonas del país.

MEDIAS TARDÍAS

Las medidas preventivas fueron criticadas por Ángel Salas, directivo del Sindicato de Trabajadores de la Salud en Atlántico (Anthoc), quien las calificó de tardías.

"Hasta el momento en el Atlántico han fallecido 48 trabajadores de la salud. Precisamente en la mañana de este jueves (murió) una auxiliar de enfermería, lo que evidencia las condiciones del sector frente a la pandemia", dijo a Efe.

Salas también denunció que todavía hay personal sanitario de primera línea que no ha recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid-19, pese a que en todo el departamento del Atlántico han sido aplicadas 148.141, según datos divulgados por el Ministerio de Salud.

(c) Agencia EFE