Barracas: tras la muerte de una adolescente, suspenden la circulación de un tren de carga que cruzaba la villa 21-24

·5  min de lectura
El tren que pasa por medio de la villa 21-24
Ricardo Pristupluk

El viernes pasado a las 9.30, Sofía, de 15 años, fue arrollada por el tren de carga de la empresa Ferrosur Roca SA, que atravesaba la villa 21-24 en el barrio de Barracas. Según los vecinos, era cuestión de tiempo hasta que una tragedia así ocurriera. Como consecuencia del hecho, las autoridades decidieron clausurar de manera temporal ese tramo.

El tren que pasa por medio de la villa 21-24
Ricardo Pristupluk


El tren que pasa por medio de la villa 21-24 (Ricardo Pristupluk/)

A 50 metros del paso a nivel de la calle Osvaldo Cruz, Sofía caminaba con su hermano de 3 años. El espacio por donde ingresa el tren a la villa parece hecho a medida, no sobra más que medio metro de cada lado entre la formación y las viviendas. Según describe el informe de la Policía de la Ciudad, la adolescente se resbaló cuando el interno 6605 atravesaba el barrio y murió en el acto.

“Sofía se había quedado dormida y no fue al colegio. Le dijo a su mamá que iba a comprar pan y salió junto a su hermanito. Cuando venía el tren su hermanito salió corriendo y Sofía, cuando intentó detenerlo, tropezó y el tren la arrastró. Su familia vive a unos 40 metros de las vías. Hubo otras muertes por el tren, pero antes lo que pasaba en las villas no se visibilizaba. Nosotros hace tiempo que pedimos que el tren no pase más, esperemos que ahora se corte definitivamente”, describió el padre Lorenzo “Toto” De Vedia, que dirige la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé en la entrada del barrio.

Esos terrenos que atraviesan las vías del tren pertenecen al Estado Nacional y actualmente la empresa Ferrosur Roca SA, controlada por la cementera Loma Negra, tiene la concesión para operar hasta 2023.

Desde el Ministerio de Transporte de la Nación señalaron a este medio que en una reunión que mantuvieron con la empresa y las distintas secretarías de transporte se acordó que Ferrosur Roca SA suspenda temporalmente la operación que cruza el barrio. “En el corto plazo el tren no volverá a atravesar el barrio. Además, los vecinos prendieron fuego el puente que cruza el Riachuelo y que permite que el tren llegue a la 21-24. Se le pidió a la empresa que busque vías alternativas o que una parte de la carga empiece a ser trasladada en camión y luego continúe en tren”. Si bien la logística de la compañía se convirtió en una pesadilla, señalan que la situación en el barrio es muy peligrosa y que la seguridad de los vecinos debe ser la prioridad.

Fuentes de la empresa Ferrosur Roca SA también indicaron que van a discontinuar la circulación por el barrio: “En primer lugar queremos expresar nuestras condolencias a la familia. En cuanto al uso de ese ramal, la empresa Ferrosur, en el marco de la concesión del tren de cargas, viene manteniendo conversaciones con el Estado Nacional a los fines de discontinuar la circulación por dicha zona debido al avance que ha tenido el barrio sobre las mismas”.

A raíz de la muerte de Sofía y por el ataque al puente empezaron dos investigaciones, una por homicidio culposo contra el maquinista, y la otra por interrupción a los medios de transporte contra algunos vecinos. Ambas causas están en manos del juez federal Daniel Rafecas.

Recorrido

El ramal comenzó a circular por el lugar a mediados del siglo XIX, es decir, 100 años antes del surgimiento de la villa 21-24, que empezó a montarse en 1940. El barrio se fue expandiendo y a finales de 1970 los nuevos vecinos que llegaron construyeron las viviendas que hoy se encuentran al lado de las vías.

“Según la ley general de Ferrocarriles Nacionales, es competencia de la empresa mantener en buen estado la vía férrea, desde la reparación de todos sus deterioros hasta la remoción de los obstáculos que impiden el uso regular de la vía”, señalaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño.

En diciembre del año pasado, LA NACIÓN recorrió el lugar donde ocurrió la muerte de Sofía. Algunos tramos de las vías estaban partidos, hundidos en la tierra o tapados de basura. Cuando el tren recorre las 10 cuadras que van desde el Riachuelo hasta que sale de la villa, es común que se descarrile. Hay casas que llevan en el frente la marca de la locomotora, que alguna mañana se salió de las vías y chocó contra la casilla de un vecino que no se derrumbó de milagro.

“Cuando pasa el tren vibra toda la casa como si fuera un terremoto, es impresionante, se te mueve la cama de lugar. Pero bueno, es donde podemos vivir, aunque sabemos que es un peligro porque acá juega mi nene de nueve años y se mueve la gente del barrio”, decía en ese momento Ramona Ayala, de 32 años, vecina de la villa 21-24.

El tren que pasa por medio de la villa 21-24
Ricardo Pristupluk


Los vecinos habían advertido que podría suceder una tragedia (Ricardo Pristupluk/)

“Actualmente se encuentra en ejecución un programa de acciones conjuntas para mejorar la calidad de vida de los vecinos del barrio que se encuentran junto al Riachuelo. Al día de la fecha, el Instituto de la Vivienda construyó 915 viviendas, y llevó adelante la relocalización de 595 familias entre 2019 y 2020. En cuanto a la circulación del tren, la decisión de cerrar ese tramo es muy reciente, pero nuestra idea es trabajar en un proyecto consensuado con todas las partes para que las vías se conviertan en un camino peatonal y un nuevo espacio público”, agregaron desde el Ministerio de Desarrollo y Hábitat porteño.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.