Barr dice que no hay razón para designar fiscal especial

MICHAEL BALSAMO
·2  min de lectura
El secretario de justicia de EEUU William Barr el 21 de diciembre del 2020 en Washington. (Michael Reynolds/Pool via AP)

WASHINGTON (AP) — En una ruptura con el presidente Donald Trump, el secretario de Justicia saliente William Barr declaró el lunes que “no veo razón alguna” para designar a un fiscal especial para investigar denuncias de fraude electoral o los manejos financieros del hijo del presidente electo Joe Biden.

En su última conferencia de prensa, Barr también rompió con Trump al reforzar que funcionarios federales creen que Rusia está tras la operación de ciberespionaje contra el gobierno estadounidense. Trump había insinuado sin evidencia que China podría ser responsable.

Barr dijo que la investigación de los manejos financieros de Hunter Biden “se está llevando a cabo de manera responsable y profesional”.

“No veo razón alguna para designar a un fiscal especial y no tengo planes de hacerlo antes de abandonar el cargo”, aseveró.

Barr también le dijo a The Associated Press en una entrevista previa que no había visto evidencia de un extenso fraude electoral, a pesar de que Trump afirma lo contrario. Trump ha continuado con sus insistencias sin fundamentos incluso después de que el Colegio Electoral formalizó la victoria de Biden el 14 de diciembre.

Trump — molesto de que Barr no anunciara públicamente la investigación en curso de dos años contra Hunter Biden — ha consultado con el jefe de despacho de la Casa Blanca Mark Meadows, el asesor de la Casa Blanca Pat Cipollone y aliados externos sobre fiscales especiales, según funcionarios del gobierno de Trump y republicanos cercanos a la Casa Blanca que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato para discutir asuntos privados.

Más allá de designar a un fiscal especial para investigar al Hunter Biden, las fuentes dicen que Trump estaba interesado en designar a otro fiscal especial para revisar sus propias afirmaciones de fraude electoral. Trump incluso ha externado la idea de nombrar a la fiscal Sidney Powell para investigar el supuesto fraude electoral, aunque Powell fue despedida del equipo legal de Trump después de hacer una serie de afirmaciones cada vez más disparatadas sobre la elección.

Con un fiscal especial nombrado sería más complicado para Biden poner fin a las investigaciones. Pero no está claro cómo se lograría sin el respaldo de funcionarios de Justicia. Y si Trump esperaba que su recién nombrado subsecretario de Justicia Jeff Rosen fuera más allá que Barr en cualquiera de los asuntos, rápidamente podría sentirse frustrado.