La Cámara germano-británica espera un "enero caótico" sin acuerdo sobre brexit

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 18 dic (EFE).- Las empresas alemanas se preparan para afrontar un "enero caótico" si no se alcanza un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido, y de todos modos deberán sufrir "enormes consecuencias" por el brexit, según la cámara de comercio germano-británico.

Su presidente, Michael Schmidt, declaró este viernes en conferencia de prensa que es "irrelevante" la discusión sobre si alguna de las partes saldrá ganando o perdiendo si no hay acuerdo porque tanto las empresas británicas como las de la UE sufrirán el impacto de que no se alcance un acuerdo.

Agregó que las empresas alemanas están preparándose ya para "cambios masivos" en su forma de interactuar con las británicas y agregó que independientemente de si hay acuerdo o no "la gestión de los flujos aduaneros sufrirá enormes consecuencias".

Indicó que el impacto será "considerable" al menos durante un período de hasta seis meses por la repercusión de las nuevas reglas aduaneras que será necesario poner en práctica ya por el hecho de que el Reino Unido abandone definitivamente la UE.

Advirtió que aunque el impacto fundamental se espera durante el mes de enero, muchas de las empresas que tienen relaciones con sus contrapartes británicas auguran que la situación de caos podrá continuar.

En relación con el estado de la negociación entre la Comisión Europea y el Reino Unido, Schmidt confesó no tener datos precisos ni conocer si habrá finalmente o no un compromiso entre las dos partes, pero dijo que el hecho de que se esté negociando significa que hay una posibilidad.

Y afirmó que la cuestión de la pesca, el gran escollo de las últimas horas para lograr el acuerdo, es "económicamente insignificante" aunque reconoció que tiene aspectos "emocionales".

La consultora KPMG presentó en la misma conferencia los resultados de un sondeo entre empresas alemanas y británicas sobre sus expectativas en torno al brexit que indica que el 67 % de ellas esperan que haya una versión "dura" de la salida del Reino Unido.

"La gran mayoría de las empresas consultadas no planea un traslado desde el Reino Unido a Alemania ya sea a corto o a largo plazo", dijo Andreas Glunz, jefe del área internacional de KPMG, quien sin embargo indicó que Alemania es la primera opción en el caso de que se plantee un cambio de sede entre las que están asentadas en territorio británico.

Glunz calificó por otro lado de "sorprendente" que de las empresas consultadas casi un tercio todavía no se hayan preparado para afrontar las consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE.

(c) Agencia EFE