Los bares independientes del Reino Unido sobreviven a prueba de crisis (3/4)

Lugar de vida, encuentro y fiesta: el pub, una auténtica institución británica, también sufre la crisis que atraviesa el Reino Unido. Informamos sobre las dificultades a las que se enfrentan los pubs independientes de Londres en el tercer episodio de nuestra serie sobre la crisis social y económica en esa nación europea.

Varias generaciones han frecuentado el Highbury Barn, un pub independiente del norte de Londres. Pero en su despacho, Fátima, la encargada, lleva las cuentas. La subida de los precios de la energía aumenta el coste de funcionamiento de los bares, lo que también repercute en el precio de la comida y la bebida. Como consecuencia, los precios no paran de subir.

Para los clientes, todos ellos residentes en la zona, el bar sigue siendo una institución, pero su poder adquisitivo ha disminuido: "Los que antes bebían diez pintas ahora compran una", dice Fátima. También optan por una gran noche en lugar de varias. Antes, la última semana del mes era tranquila. Ahora está tranquilo desde el día 15. Los habituales nos dicen: 'No tengo suficiente dinero para el resto del mes.

Fátima tiene que negociar regularmente con sus proveedores, lo que no es fácil cuando no perteneces a una gran cadena de bares. En este contexto, se están poniendo en marcha iniciativas para ayudar a los bares independientes a encontrar y retener nuevos clientes. Alison Boutoille ha puesto en marcha CityStack, una start-up que desarrolla un proyecto con pubs londinenses: los clientes pueden pagar 20 libras y recibir a cambio vales por valor de 100 libras.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
En Reino Unido, Iwan, asistente escolar, ya no puede vivir de su trabajo (2/4)
Reino Unido: los conductores de ambulancias, en huelga por la falta de recursos (1/4)