Barcos zarpan de Ucrania pese a salida de Rusia de acuerdo

Barcos con carga anclados en el mar de Mármara esperan para cruzar el estrecho del Bósforo el martes 1 de noviembre de 2022 en Estambul, Turquía. (AP Foto/Khalil Hamra) (ASSOCIATED PRESS)

LONDRES (AP) — Barcos cargados con cereales partieron de Ucrania el martes, a pesar de que Rusia suspendió su participación en un acuerdo mediado por la ONU para permitir el paso seguro de alimentos durante la guerra.

Pero la ONU dijo que no zarparían buques el miércoles, lo que plantea dudas sobre cargamentos futuros.

Tres barcos que transportaban 84.490 toneladas de maíz, trigo y harina de girasol salieron de Ucrania a través de un corredor marítimo humanitario establecido en julio, mientras que otros 36 navíos pasaron las inspecciones cerca de Turquía para dirigirse a sus destinos, informó la ONU.

El corredor, mediado por Turquía y la ONU, era considerado un avance que garantizaría que África, Medio Oriente y partes de Asia recibirían cereales y otros alimentos de la zona del Mar Negro durante la guerra en Ucrania.

Rusia anunció el fin de semana que suspendería su participación en el acuerdo sobre cereales, argumentando un ataque ucraniano con drones contra barcos de la Flota Rusa en el Mar Negro. El Ministerio de Defensa ruso declaró el lunes que se había detenido el paso de barcos desde los puertos del sur de Ucrania, y calificó como “inaceptable” el movimiento naval.

Pero un total de 14 embarcaciones zarparon ese día, entre ellas una contratada por el Programa Mundial de Alimentos de la ONU para llevar trigo a Etiopía, que junto con los países vecinos de Somalia y Kenia, está gravemente afectada por la peor sequía en décadas. La ONU ha advertido que algunas partes de Somalia enfrentan hambruna. Miles de personas han muerto en el país.

A pesar de que algunos barcos con cereales salieron de Ucrania esta semana, la ONU dijo que no habría más de esos embarques el miércoles. Amir Abdulla, coordinador de la ONU para el acuerdo, tuiteó que “esperamos que barcos cargados zarpen el jueves”.

Pero no estaba claro lo que ocurrirá en los próximos días. Ucrania, Turquía y la ONU han llevado a cabo inspecciones de buques sin Rusia, permitiendo que algunos embarques continúen, en lo que el organismo internacional llamó “una medida temporal y extraordinaria.”

La operación de la ONU había dado prioridad a los buques rezagados que estaban a la espera de inspecciones cerca de Estambul, dijo Munro Anderson, jefe de inteligencia de la consultora de riesgos Dryad Global.

Tras suspender su participación, “es probable que Rusia utilice esto como herramienta de negociación para conseguir lo que necesita del acuerdo”, indicó Anderson. “Sabemos que Rusia ha estado intentando exportar fertilizantes y conseguir una prórroga de las sanciones para poder hacerlo de forma efectiva”.

Aunque las sanciones occidentales contra Rusia no afectan sus exportaciones de cereales y un acuerdo paralelo tenía como fin despejar el camino para los embarques de alimentos y fertilizantes del país, algunas empresas de transporte y aseguradoras se han mostrado cautelosas de entrar en conflicto con las sanciones o quieren evitar hacer negocios con Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, señaló el asunto de los fertilizantes en una llamada que realizó el martes con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en la que dijo que las exportaciones agrícolas de Rusia aún no estaban desbloqueadas. Putin también dijo que la reanudación del acuerdo sobre los cereales requeriría una investigación acerca del ataque contra la Flota Rusa del Mar Negro, indicó el Kremlin.

Erdogan le dijo a Putin “que si resuelven la crisis de los cereales con un enfoque constructivo, (también) fomentarán los pasos de vuelta a las negociaciones” para poner fin a la guerra en Ucrania, de acuerdo con la oficina de la presidencia turca.

Los analistas afirman que Rusia sigue estando obligada a cumplir los términos del acuerdo que firmó, que incluyen el compromiso de no atacar los barcos civiles que participan en el acuerdo. Un ataque de este tipo también violaría el derecho internacional.

“Aunque actualmente no participa en ese acuerdo, sigue siendo signatario del mismo. Los intereses de Rusia no se verán favorecidos en modo alguno atacando a buques y grupos de la comunidad internacional”, dijo Anderson.

Añadió que es probable que la principal preocupación de Rusia sea que los buques no sean inspeccionados y puedan ser utilizados para introducir armas. El acuerdo de julio estableció un Centro de Coordinación Conjunta con sede en Estambul para coordinar los controles entre las naciones beligerantes, Turquía y la ONU.

Rusia ha anunciado sus planes de llevar a cabo sus propias inspecciones de los buques que ya han pasado por los controles conjuntos en Estambul, pero no se conocen más detalles.

___

Suzan Fraser colaboró desde Ankara, Turquía.