El barco humanitario "Ocean Viking" con 230 migrantes atraca en Francia

El barco humanitario "Ocean Viking" atracó este viernes en el puerto militar de Toulon, en el sur de Francia, con 230 migrantes que rescató en el Mediterráneo, frente a las costas de Libia.

Después de tres semanas en el mar en búsqueda infructuosa de un puerto seguro en Italia, el "Ocean Viking" llegó a muelle en Francia alrededor de las 08H50 (07H50 GMT) y "sus pasajeros comenzaron a desembarcar", dijo en conferencia de prensa el prefecto de la región, Evence Richard.

Se trata del primer desembarco en Francia de un navío de rescate que ayuda a migrantes en el Mediterráneo, tras un pulso diplomático con Italia, que se negó a abrir sus puertos.

"Hay mucha emoción a bordo, todo el mundo está muy, muy cansado, pero aliviado de llegar a tierra. Es el final de un calvario", declaró a la AFP Laurence Bondard, de la oenegé SOS Méditerranée, que opera el barco.

El "Ocean Viking" buscó inicialmente atracar en las costas de Italia, las más cercanas del lugar donde fueron rescatados los migrantes.

Italia se negó, alegando que otros países deben asumir una mayor responsabilidad en la acogida de migrantes que intentan llegar a Europa desde el norte de África cada año.

"Es a título excepcional que acogemos este barco, teniendo en cuenta los quince días de espera en el mar que las autoridades italianas han hecho sufrir a los pasajeros", declaró el jueves el ministro del Interior, Gérald Darmanin.

El ministro criticó el comportamiento "incomprensible" y contrario al "derecho internacional" de Italia, dirigida por un gobierno de extrema derecha, y advirtió que habrá "consecuencias" en las relaciones bilaterales.

- Zona de espera internacional -

La portavoz de SOS Méditerranée, Meryl Sotty, dijo a la AFP que un médico subió a bordo antes de que atracara para identificar a los pasajeros más vulnerables y desembarcarlos primero, seguido de los niños, mujeres y familias.

Los migrantes, entre los cuales hay 57 niños, van a ser llevados a una zona de espera internacional a la espera de que se tramiten sus solicitudes de asilo.

"Los que no obtengan asilo serán trasladados directamente de la zona de espera a su país de origen", señaló Darmanin.

Un periodista de la AFP vio entrar al puerto autobuses militares para transportar a los migrantes.

Nueve países europeos acogerán a dos tercios de los migrantes, dijo el jueves Darmanin, y el tercio restante se quedará en Francia.

Alemania acogerá a "más de 80", mientras que Croacia, Rumanía, Bulgaria, Lituania, Malta, Portugal, Luxemburgo e Irlanda también contribuirán en nombre de la "solidaridad europea", detalló.

En represalia por la postura de Italia, Francia suspendió un plan para acoger a 3.500 refugiados que se encuentran actualmente en Italia, en el marco de un acuerdo europeo de reparto de migrantes, e instó a Alemania y otros países de la Unión Europea (UE) a hacer lo mismo.

- Controles fronterizos más estrictos -

La policía francesa anunció el viernes que reforzó los controles en varios pasos fronterizos con Italia.

Francia estima que, en virtud del derecho marítimo internacional, Italia debía acoger al "Ocean Viking".

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Antonio Tajani, dijo esta semana que estaba enviando una señal a las naciones de la UE de que deben ayudar más a Italia en el tema de la acogida de migrantes.

Según las leyes internacionales, los barcos en situación de peligro o con personas rescatadas deben ser autorizados a atracar en el puerto más cercano.

Eso implica que Italia y Malta sean las tierras de desembarco de la mayoría de los migrantes que zarpan desde Libia.

En junio, una decenas de países europeos, incluyendo Francia, acordaron aceptar a los migrantes que entren por Italia y otros países.

Para Tajani, la reticencia de Roma a admitir barcos pretende presionar a la UE a adoptar un papel más activo.

Roma quiere "un acuerdo para establecer, en base a la población (de cada país), cómo reubicar a los migrantes con derecho de asilo", dijo Tajani.

En lo que va de año, solo 164 fueron trasladados desde Italia hacia otros países, lo que Roma considera insuficiente. Desde el 1 de enero, más de 88.000 personas llegaron a sus costas.

sha-iw/jh/yad/mis-meb/es