Barbijos obligatorios al aire libre y toques de queda: España repite recetas para aplanar la curva de contagios

·4  min de lectura
Un hombre espera sentado antes de recibir una dosis de la vacuna de Moderna  en San Sebastián. Además de las vacunas, España apuesta a nuevas restricciones para contener la nueva ola
Un hombre espera sentado antes de recibir una dosis de la vacuna de Moderna en San Sebastián. Además de las vacunas, España apuesta a nuevas restricciones para contener la nueva ola

MADRID.- Con los casos en ascenso y el temor a una todavía más acelerada ola de contagios por la variante ómicron, España comenzó a establecer esta semana restricciones que recuerdan los días más difíciles de la pandemia, con nuevas normas y recomendaciones para evitar situaciones críticas.

Mientras el gobierno del presidente Pedro Sánchez reinstaló el uso obligatorio del barbijo al aire libre, a nivel de las regiones los distintos gobiernos autonómicos se van parapetando con medidas adicionales de cara a las fiestas de fin de año.

La restauración del uso obligatorio del barbijo en exteriores retoma una medida que rigió hasta junio pasado, aunque se mantuvo en interiores. El gobierno no aprobó restricciones adicionales, pero dejó el resto a cuenta de las regiones.

Sánchez remarcó el consenso sobre esta medida reclamada por la mayoría de las regiones españolas -competentes en materia de salud pública- ante la expansión de ómicron. “La experiencia nos ha demostrado que, junto con la vacunación, la mascarilla es fundamental para prevenir la curva de contagios”, afirmó.

Interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona. Cataluña decretó un toque de queda desde esta semana.
Interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona. Cataluña decretó un toque de queda desde esta semana.


Interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona. Cataluña decretó un toque de queda desde esta semana.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió también la obligatoriedad del barbijo dado el aumento de transeúntes en las ciudades en estas fechas, lo que hace “casi imposible mantener una distancia de seguridad”.

La medida del barbijo, que entra en vigor este viernes y que el gobierno de Sánchez espera que sea “temporal”, tiene ciertas excepciones, como para quienes practiquen deportes o se encuentren “en un espacio natural”, como el campo o la playa, y se puedan mantener la distancia.

Para muchos expertos es sin embargo insuficiente. “Es una medida que tiene un impacto relativamente modesto en la transmisión. Ahora mismo necesitamos medidas de choque”, dijo ente otros el epidemiólogo Quique Bassat.

Medidas impopulares

El presidente del gobierno catalán, Pere Aragonés, dijo en ese sentido que la norma era “claramente insuficiente” y añadió que “a veces hay que tomar medidas que no son populares”, como las que puso en marcha Cataluña.

El gobierno catalán dispuso un toque de queda que debe comenzar a regir la noche del jueves en gran parte de de su territorio, luego de recibir luz verde judicial.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anunció que respaldaba “las medidas de protección de Covid-19 solicitadas” por el gobierno regional, que también incluyen el cierre de las discotecas y la limitación de las reuniones privadas a diez personas.

Cataluña, que será la única región española que recupera el toque de queda -una disposición que estuvo vigente en todo el país hasta mayo pasado-, tiene un 30% de las camas de sus unidades de terapia intensiva ocupadas por pacientes de Covid-19, la tasa más elevada del país y que duplica la media nacional.

La presidenta de la comunidad de Madrid, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, descartó aplicar nuevas restricciones. Pero otras regiones exigen un certificado sanitario para permitir la entrada en cieros lugares públicos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, se exige el pasaporte sanitario en toda la hostelería y la gastronomía, así como en gimnasios, cines, circos, clubes deportivos y sedes donde se consuma bebida o comida, con independencia de su aforo.

España, uno de los líderes en vacunación con un 80% de la población inoculada, aún así enfrenta una nueva ola de Covid-19 en medio de la propagación de la variante ómicron, que según advirtió este jueves la ministra de Salud, Carolina Darias, “en poco tiempo será dominante”.

Las autoridades sanitarias de Alemania decretaron a España como una zona de alto riesgo por la elevada incidencia de casos, lo que lleva implícito ciertos requisitos de entrada, incluido un registro previo al viaje.

Los viajeros procedentes de países de alto riesgo están obligados a guardar una cuarentena de diez días, aunque quedan exentos quienes presenten un certificado de vacunación, una prueba de haber pasado la enfermedad o un test negativo reciente.

Además de España, el Instituto Robert Koch (RKI), que vigila la evolución de la pandemia en Alemania, también anunció la incorporación a la lista de Estados Unidos, Finlandia, Mónaco, Portugal y Chipre.

Agencias AFP, DPA y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.