Sin barbijo y sin medidas de distancia social, Jair Bolsonaro encabezó una marcha en moto con seguidores de su partido

·3  min de lectura
El Presidente de Brasil Jair Bolsonaro encabeza una caravana de motocicletas como festejo del Día de la Madre
Eraldo Peres

BRASILIA.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, encabezó este domingo una multitudinaria caravana de motociclistas en la capital brasileña, en una nueva movilización de sus simpatizantes para apoyar a su gobierno, bajo presión por su cuestionado manejo de la pandemia de coronavirus, que deja casi 420.000 fallecidos.

Rodeado de un fuerte operativo de seguridad, el mandatario de 66 años partió de la residencia oficial Palacio de Alvorada, en Brasilia, junto a cientos de motociclistas para recorrer durante una hora el centro de la capital, en una convocatoria para conmemorar el Día de las Madres.

Tras la victoria nacionalista, el gobierno de Escocia vuelve a la carga con el plebiscito secesionista y Boris convoca a una cumbre

“Tuvimos un problema gravísimo el año pasado, algo que nadie esperaba, la pandemia, pero poco a poco estamos venciendo. Pueden estar seguros: como jefe supremo de las Fuerzas Armadas jamás mi Ejército irá a las calles para mantenerlos dentro de casa”, dijo Bolsonaro a sus seguidores, concentrados en las afueras del Palacio de Alvorada tras la caravana.

El Presidente de Brasil Jair Bolsonaro encabeza una caravana de motocicletas sin barbijo y sin acogerse a las recomendaciones sanitarias
Eraldo Peres


El Presidente de Brasil Jair Bolsonaro encabeza una caravana de motocicletas sin barbijo y sin acogerse a las recomendaciones sanitarias (Eraldo Peres/)

Al final del recorrido, Bolsonaro, férreo crítico del confinamiento social para enfrentar la pandemia, se tomó fotos, estrechó manos con decenas de seguidores -muchos entre quienes, al igual que el mandatario, no llevaban el barbijo de protección-, y agradeció el “apoyo a un gobierno que se identifica en gran medida con el Ejército”.

”Estoy participando del acto en apoyo a todo lo que [el gobierno] ha hecho en estos dos últimos años para rescatar a Brasil”, dijo Carlos Toledo, de 61 años, tras el recorrido, en el que muchos motociclistas llevaron la bandera brasileña, convertida en símbolo de las movilizaciones pro Bolsonaro.

Bajo el embate de una segunda ola de la pandemia, Brasil se convirtió en el país con mayor índice de mortalidad en el continente americano y en el hemisferio sur, aunque el ritmo de contagios se redujo en las últimas semanas. El 1° de mayo último, los seguidores de Bolsonaro realizaron multitudinarias marchas y caravanas motorizadas en ciudades como Brasilia, Sao Paulo y Río de Janeiro, solo tres días antes de que una comisión del Senado comenzara a investigar las acciones del gobierno para enfrentar la pandemia en Brasil.

En su declaración ante el Senado, el exministro Luiz Henrique Mandetta, destituido en abril de 2020 por defender el distanciamiento social para contener el virus, afirmó el último martes que alertó “sistemáticamente” al presidente Bolsonaro sobre las “gravísimas consecuencias” de sus posturas frente a la pandemia.

El extraordinario día en que se secaron las imponentes cataratas Victoria

Al día siguiente, el exministro Nelson Teich, que sucedió en el cargo a Mandetta por casi un mes, dijo que su renuncia a la cartera de Salud se debió a la presión del mandatario para prescribir cloroquina contra el Covid-19, pese a ser un remedio ineficaz contra el virus y potencialmente peligroso.

El 19 de mayo está prevista la declaración del exministro de Salud, general Eduardo Pazuello, destituido en marzo en medio de fuertes críticas a su gestión, principalmente debido a la demora de Brasil para negociar vacunas contra el Covid-19. El 15 de mayo se prevé otra gran movilización de los seguidores del gobierno.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.