Barbados tranquiliza a sus ciudadanos por crucero con enfermos de la covid-19

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Juan, 13 nov (EFE).- El gobierno de Barbados aseguró este viernes a sus ciudadanos que la salud del país no está comprometida, después de que atracara el primer crucero que estaba recorriendo el Caribe desde que se suspendieron en plena pandemia con al menos seis personas con la covid-19 a bordo.

"No puedo hablar por el crucero y no quiero poder hacerlo, pero puedo decir con seguridad que estamos asistiendo como lo hemos estado haciendo todo el tiempo y que la misma se está brindando a través del Laboratorio de Dos Santos", dijo hoy el ministro de Salud y Bienestar, Jeffrey Bostic, en la radio estatal.

Un persona ha sido hospitalizada en un centro médico del país, agregó.

Además indicó que no hay "absolutamente ningún peligro, desde nuestra perspectiva, en términos de salud pública que pueda comprometer a Barbados. No hay nada de qué preocuparse".

Los pasajeros del SeaDream 1 fueron informados del primer caso a bordo el pasado miércoles, cinco días después de iniciar el viaje, y hasta el momento la cifra ha subido a, al menos, seis, mientras continúan haciéndose pruebas.

Los 53 pasajeros del barco (37 estadounidenses y otros 16 del Reino Unido, Austria, Dinamarca, Noruega, Suecia y Alemania), así como la tripulación no esencial están en cuarentena en sus camarotes después de que el crucero regresara a atracar en Barbados.

A través de sus redes sociales los "youtubers" Ben & David, con 75.900 seguidores en su canal, y que viajan a bordo del crucero, indicaron que hoy se les permitió salir una hora de sus camarotes.

"Seguimos encontrándonos bien y la tripulación continúa tratándonos impecablemente. Estamos aprovechando para ver televisión y películas y hacer algo de trabajo. Seguimos deseando que esto acabe bien y no se propague más la covid-19 en nuestro crucero", subrayaron este viernes.

Por otro lado, el ministro de Sanidad dijo que no se permite a nadie salir del barco y que "los casos que estaban a bordo del barco fueron aislados", algo que no coincide con la versión de los citados youtubers que colgaron la autorización a los viajeros para salir una hora este viernes.

"No hay ningún riesgo para los barbadenses", reiteró el ministro.

El viaje del SeaDream 1 tenía como objetivo restaurar la confianza en la industria y convencer a los viajeros de que volvieran a realizar cruceros con protocolos de seguridad mejorados.

Muchos de los pasajeros son periodistas y blogueros de viajes que fueron invitados a documentar el viaje.

El crucero era el primero de 22 viajes en el Caribe.

(c) Agencia EFE