Bangladesh celebra 50 años de independencia

Agencia EFE
·4  min de lectura

Dacca, 26 mar (EFE).- Bangladesh celebró este viernes la declaración de independencia de Pakistán hace medio siglo, un acto que desencadenó una cruenta guerra, con unos 3 millones de muertos, que concluyó en diciembre de 1971 con el apoyo de la India.

En ese contexto no podía faltar hoy en el principal evento por el aniversario la presencia del primer ministro indio, Narendra Modi, que, poco después de llegar esta mañana a Dacca, visitó en el área de Savar el monumento por las víctimas de la Guerra de Liberación.

"Rezo para que la llama eterna en Savar siga siendo un recordatorio duradero de la noble victoria de la verdad y el coraje sobre el engaño y la opresión", escribió Modi en el libro de visitas, según un comunicado del Ministerio de Exteriores indio.

Esta visita a Bangladesh quedó sin embargo empañada por la muerte hoy de al menos cuatro manifestantes y casi 70 heridos durante protestas islamistas en Dacca y la meridional ciudad de Chittagong contra Modi, un nacionalista hindú al que acusan de oprimir a la comunidad musulmana en la India.

DUROS INICIOS TRAS LA INDEPENDENCIA

La guerra de la independencia de 1971, en la que Bangladesh (Pakistán Oriental) se independizó de Pakistán Occidental (la actual Pakistán), duró nueve meses -que incluyó una breve invasión india- en los que, según datos no oficiales, hasta tres millones de personas murieron y cientos de miles de mujeres fueron violadas.

Desde entonces muchas cosas han cambiado en este país de 160 millones de habitantes al que el exsecretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger llegó a referirse como un "caso perdido".

Los primeros años tras la independencia fueron especialmente duros, como recuerda a Efe Zaheda Begum, una mujer de 70 años, que tras agravarse su situación familiar tras la muerte de su marido, explica que carecía de recursos para alimentar a sus cuatro hijos.

"Pasamos muchos días a medio alimentar después de la muerte de mi esposo. No teníamos tierras ni ahorros. Cuando murió, mi hijo mayor tenía solo siete años. Mi hermano se lo llevó a vivir con él. El resto sobrevivimos de la limosna", relató.

Pero su situación, como la del resto del país, fue mejorando, con un hijo que emigró y regresó luego con lo suficiente para abrir un negocio y otro que trabaja en un supermercado, y ahora pueden decir que aunque no tienen "demasiadas cosas", son "felices".

MENOS POBREZA

Si en la década de 1970 más del 80 % de la población del país se encontraba por debajo del umbral de la pobreza, un estudio del Banco Mundial señaló que ésta se redujo hasta el 48,9 % en 2000 y al 24,3 % en 2016.

La mejoría económica también se tradujo en un aumento de la esperanza de vida, que pasó de una media de 46,5 años en 1972 a 72,32 años en 2018, según el Banco Mundial.

"Muchos factores han contribuido a reducir la pobreza", destacó a Efe Hossain Zillur Rahman, economista y presidente de la organización de desarrollo sin ánimo de lucro BRAC.

Tras el aumento de la producción agrícola, "los más pobres tuvieron la oportunidad de involucrarse en muchas actividades económicas a través del microcrédito", agregó.

"Nuestros programas de seguridad social jugaron un papel en la reducción del riesgo de pobreza (...) el mercado laboral en el extranjero se expandió y las mujeres tuvieron oportunidades laborales en el sector textil", concluyó.

El desarrollo económico de la nación también se manifiesta en los datos comerciales: según el Banco de Bangladesh, las exportaciones subieron de 348 millones de dólares en el año fiscal 1972-73 a 47.635 millones en el año fiscal 2019-20, gracias principalmente al sector textil, que representa casi el 84 por ciento del total.

DERECHOS HUMANOS

Con motivo del aniversario, nueve organizaciones a favor de los derechos humanos, entre ellas Human Rights Watch (HRW), recordaron sin embargo en un comunicado que la primera ministra bangladesí, Sheikh Hasina, "encabeza una administración autoritaria plagada de corrupción, obstrucción electoral, violencia y represión".

El comunicado destacó los abusos bajo la Ley de Seguridad Digital (DSA, en inglés), aprobada en 2018 con objeto de penalizar la "propaganda negativa" sobre símbolos del país como la Guerra de Liberación o el asesinado presidente Sheikh Mujibur Rahman, fundador de Bangladesh y padre de la actual primera ministra.

La ley, muy criticada desde el principio por gremios de prensa y grupos de derechos humanos, también ha sido utilizada en casos de presunta blasfemia y vinculada con supuestas desapariciones forzosas, y según Amnistía Internacional, desde que entró en vigor la norma se han presentado más de un millar de casos.

Azad Majumder

(c) Agencia EFE