Banderas, whisky y licor: tras una larga disputa, un país americano y un europeo acordaron tener frontera terrestre

·4  min de lectura
Hans Island será una isla binacional
Hans Island será una isla binacional

COPENHAGUE.- Poniendo fin a una disputa de casi medio siglo, en una decisión salomónica, Dinamarca y Canadá acordaron dividir una pequeña isla deshabitada en el Ártico conocida como isla de Hans, con el fin evitar tensiones en el norte.

Desde 1971 los dos aliados de la OTAN estuvieron involucrados en una disputa mayormente afable sobre la isla, situada a la misma distancia entre Groenlandia y la isla canadiense de Ellesmere.

Hans Island, en el Ártico
Hans Island, en el Ártico - Créditos: @staff


Hans Island, en el Ártico (staff/)

Groenlandia es un territorio autónomo dentro del Reino de Dinamarca, y Copenhague se encarga de gestionar ciertas cuestiones políticas, incluida la política exterior y de seguridad.

Canadá y Dinamarca dividirán la isla de 1,2 kilómetros cuadrados en dos partes prácticamente iguales, tomando como referencia una hendidura natural en el terreno rocoso, según un acuerdo publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca este martes.

“El Ártico es un faro para la cooperación internacional, donde prevalece el Estado de derecho”, sostuvo la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Melanie Joly. ”Dado que la seguridad mundial se ve amenazada, es más importante que nunca que democracias como Canadá y Dinamarca trabajen juntas, con los pueblos indígenas, para resolver nuestras diferencias de conformidad con el derecho internacional”, subrayó.

Algunos analistas ven el acuerdo pacífico como una señal de que los estados árticos de la OTAN buscan limar todas las asperezas entre ellos con el fin de mantenerse unidos luego que la invasión de Rusia a Ucrania generó preocupaciones de seguridad luego de varias décadas de calma en la región.

“Realmente es una señal para todos de que esta es la forma de resolver disputas. Si es realista esperar de Rusia una actitud similar, no lo sé”, dijo el historiador militar del Royal Danish Defense College, Soren Norby.

Explorador groenlandés

La isla lleva el nombre del explorador groenlandés Hans Hendrik, que participó en la primera expedición a la isla en 1853. Se llama Tartupaluk en groenlandés, que se traduce como “en forma de riñón”.

Ninguno de los dos países conocía el reclamo del otro sobre la isla hasta una reunión bilateral celebrada en 1971 para discutir los límites territoriales.

Desde la década de 1980, funcionarios, científicos y soldados de Dinamarca y Canadá han visitado la isla, turnándose para quitar la bandera del otro país e izar la suya propia.

Incluso se convirtió en una tradición que los visitantes dejaran una botella de whisky canadiense o aguardiente danés para que sus rivales la encontraran en su próxima visita, según informes de los medios.

Daneses y canadienses la han visitado en helicóptero durante las últimas décadas para reclamarla, provocando protestas diplomáticas, campañas en la web e incluso un llamado canadiense para boicotear los dulces daneses.

El helado sitio es inhabitable, pero con el calentamiento global atrae más tráfico de barcos al Ártico, abriéndolo a la pesca y la exploración de recursos, aunque tal vez no en el área específica de la isla Hans.

Michael Byers, experto en asuntos del Ártico, señaló que “la isla es tan increíblemente remota que es económicamente inviable contemplar cualquier actividad seria allí”. Sin embargo, posponer la resolución de esta inusual disputa territorial fue un buen teatro político para ambos países. ”Fue una disputa de soberanía totalmente libre de riesgos entre dos aliados de la OTAN sobre una isla diminuta e insignificante”, dijo Byers.

No obstante, Dinamarca temía que perder la batalla por la isla socavara las relaciones con Groenlandia, mientras que Canadá quería evitar que una pérdida del territorio debilitara su posición en una disputa más importante con Estados Unidos sobre el mar de Beaufort, en el extremo noroeste de Canadá, que se cree que es rico en hidrocarburos.

En 2018, los dos países decidieron establecer un grupo de trabajo conjunto para resolver la disputa. El acuerdo será firmado formalmente por los ministros de ambos países luego de la aprobación parlamentaria.

Con el acuerdo, Canadá y Dinamarca establecieron la frontera marítima más larga del mundo de 3882 kilómetros, que se extiende desde el mar de Lincoln en el norte hasta el mar de Labrador en el sur, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Agencias Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.