Bandas armadas bloquean carreteras de Lagos, pese a llamado de presidente de Nigeria

Por Angela Ukomadu
·2  min de lectura
Miembros del ejército se suman a civiles para retirar un generador eléctrico quemado desde una calle en Ikeja

Bandas armadas bloquean carreteras de Lagos, pese a llamado de presidente de Nigeria

Miembros del ejército se suman a civiles para retirar un generador eléctrico quemado desde una calle en Ikeja

Por Angela Ukomadu

LAGOS, 23 oct (Reuters) - Bandas armadas con cuchillos y palos bloquearon las principales carreteras en Lagos el viernes, luego de que muchas personas resultaron enfurecidas por un discurso del presidente de Nigeria en el que llamó a la calma pero no condenó la muerte de manifestantes que exigían el fin de la presunta brutalidad de la policía.

Los disturbios son los peores hechos de violencia callejera desde el regreso de Nigeria al gobierno civil en 1999 y es la crisis política más grave que enfrenta el presidente Muhammadu Buhari, un exlíder militar que llegó al poder en las urnas en 2015 y es comandante en jefe de la Fuerzas Armadas.

Una carretera que conduce al aeropuerto internacional fue bloqueada por grupos que exigían dinero a los automovilistas. Los autobuses cuyos conductores se negaron a pagar fueron destruidos, dijo un testigo de Reuters.

Al este de la ciudad, en la zona de Ibeju-Lekki, hombres armados ahuyentaron a la policía y varias comisarías quedaron reducidas a cenizas. Las estaciones de combustible estaban cerradas y los cajeros automáticos no funcionaban en partes de la capital.

La violencia en el principal centro comercial de Nigeria, una ciudad de 20 millones de habitantes, se ha intensificado desde el martes por la noche, cuando se anunció el toque de queda.

Amnistía Internacional dijo que soldados y policías mataron el martes al menos a 12 manifestantes en Lekki y Alausa, otro distrito de Lagos. El jueves, Amnistía, Human Rights Watch y otras 40 agrupaciones pidieron una "investigación inmediata y exhaustiva" sobre el incidente.

El ejército ha negado que haya soldados en el lugar del tiroteo en Lekki, donde la gente se había reunido desafiando el toque de queda.

En un discurso al país transmitido a última hora del jueves, Buhari instó a los jóvenes a "interrumpir las protestas callejeras y comprometerse constructivamente con el gobierno en la búsqueda de soluciones".

Fue su primer discurso público desde que comenzaron los tiroteos. Aunque lamentó la pérdida de vidas inocentes, no se refirió directamente al incidente de Lekki que provocó la condena internacional.

Muchos de los que estaban en las calles dijeron que el discurso de Buhari los había enojado por no haber abordado el incidente de Lekki.

(Reporte adicional de Libby George y Alexis Akwagyiram, escrito por Libby George y Alexis Akwagyiram. Editado en español por Janisse Huambachano)