Las otras bandas alcanzadas por la delincuencia en México

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 29 (EL UNIVERSAL).- De nueva cuenta la delincuencia hizo de las suyas, en esta ocasión le tocó al grupo Moderatto perder su equipo, cuando el tráiler que lo llevaba de la Ciudad de México a Puebla, donde se presentarían esta noche, fue interceptado por un comando armado que despojó al personal de la banda del vehículo y de todo lo que contenía; pero esta no es la primera vez que pasa algo parecido en las carreteras de México, ya han habido varios artistas que han tenido que pasar por lo mismo.

El 2 de mayo de 2019 el equipo de la banda Café Tacvba se encontraba en carretera rumbo a Veracruz, cuando el tráiler que lo llevaba fue tomando por un grupo de personas armadas, que amagaron a las los trabajadores encargados del transportar el equipo, aunque la agrupación pidió ayuda a las autoridades no pudieron recuperarlo; pero en mayo del año pasado a través de las redes sociales, salió a la luz que ese equipo lo estaba usando un hombre llamado Omar Rojas, quien es dueño del sonido Fania 97, y que él mismo presumía que el equipo con que trabajaba era el que se habían robado a los tacuvos, es así que en una transmisión en vivo del sonidero, los integrantes de Café Tacvba decidieron mofarse de la situación y mandarle un mensaje a este hombre: "No vayan a reventar las bocinas, salen caras". A pesar de saber dónde estaba su equipo, la agrupación no pudo recuperar lo robado.

"Así la seguridad de nuestro país... Se acaban de chingar un camión con equipo de @MATUTE. Todo nuestro Backline -La batería Custom de Irving -Todo el sistema inalámbrico -Toda la microfonía personalizada sennheiser -Todos los in-ears -Consolas y motores inteligentes HDSPM!", fue el mensaje que el músico Jorge D'alessio subió a su cuenta de Twitter, para anunciar la desgracia que había caído sobre su grupo llamado Matute.

Jorge explicó que su equipo iba rumbo a puebla cuando el vehículo en que lo llevaban fue asaltado y se personal retenido por alrededor de cuatro horas, también mandó un mensaje a su gremio señalando que gran parte del equipo estaba personalizado y era fácil de identificar, así que si lo veían se comunicaran con ellos, pero ese equipo tampoco volvió a sus manos.

En menos de dos años el dúo Río Roma sufrió el robo de su equipo de producción en dos ocasiones, la primera vez fue en 2018 cuando su personal fue asaltado mientras se dirigían a Michoacán, por fortuna esta vez se recuperó lo robado en mayo de 2019, pero el gusto les duró unos meses porque en diciembre de ese año la camioneta donde se llevaba parte de su equipo de nueva cuenta fue asaltada rumbo a Guanajuato, el ruido que la agrupación hizo en redes sociales sirvió para que las autoridades del Estado respondieran y localizaran la camioneta, el problema fue que estaba completamente vacía.

"Vivimos una experiencia mi equipo de trabajo y yo bastante fuerte, un asalto con violencia, nos despojaron de todas las cosas que traíamos, nos quedamos a mitad de la carretera, afortunadamente teníamos gasolina en la camioneta y nos dejaron la camioneta para poder movernos. La pérdida de todo lo que se robaron estas personas fueron aproximadamente 600 mil pesos (31,513 dólares), lo material al final se recupera. Es una experiencia que me deja muy marcado y también con mucho miedo. A los ciudadanos no nos dejan opción más que defendernos nosotros mismos de este tipo de atracos", explicó Samo a través de un video que realizó desde el ministerio público de Xalapa. Veracruz, cuando fue asaltado en la carretera Puebla - Tlaxcala en 2019.

En febrero de 2022 la banda de rock División Minúscula recibió el golpe por parte de un miembro de su equipo, a través de sus redes sociales el grupo dio a conocer que Carlos Alberto González Tovar "Charly" se había ido con los instrumentos y parte del equipo para sus presentaciones en vivo, y a pesar de que llevaban días tratando de localizarlo para llegar a un acuerdo, no habían tenido éxito así que procedieron legalmente.

"Gracias a la presión mediática, por todos ustedes, el responsable se vio forzado a entregar por medio de sus familiares parte del equipo y con ello también facturas de una casa de empeño, donde resultó, había empeñado la otra parte del equipo desde hace más de un mes. Con mucha suerte las cosas aún seguían ahí y pudieron recuperarse, no sin antes nosotros tener que pagar lo que debía esta persona. No es justo tener que pagar una deuda que no es nuestra, lo sabemos, pero lo importante era recuperar nuestras herramientas de trabajo y seguir adelante dejando atrás este trago amargo", fue el mensaje que días después dio División Minúscula para anunciar que habían recuperado parte de lo robado, lo único que faltaba era una guitarra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.