La banda de chilenos que viajaban a Londres "exclusivamente" para robar

Redacción - BBC News Mundo

Viajaban de Chile a Reino Unido con el único fin de cometer crímenes. Ahora, tras robar en la casa de un famoso chef británico, fueron condenados a 40 meses de cárcel.

Los chilenos Danko Carvajal-Donaire (de 20 años), Claudio Donoso (20), Nicolás Portilla Astorga (27) y Jorge Rojas (22) habían entrado en octubre del año pasado a robar joyas a la casa de Marcus Wareing, chef y miembro del jurado en el programa de televisión MasterChef: The Professionals.

Los cuatro confesaron el hurto el martes en la corte.

La casa de Marcus Wareing fue allanada por cuatro hombres en octubre del año pasado.

Según la policía, que había acudido el pasado 11 de octubre a registrar el robo, el caso involucró a "criminales organizados entrando a Reino Unido con el único propósito de cometer delitos de robo de gran valor".

El juez estuvo de acuerdo: "Todos ustedes vinieron a este país con un solo propósito: el crimen. No se me ha ofrecido ninguna otra razón de su visita a Reino Unido".

Los jóvenes fueron arrestados cuando estaban en un vehículo que había sido visto en los alrededores de la residencia de Wareing el día del hurto. Llevaban consigo guantes, linternas, un destornillador y un rompecristales.

Carvajal-Donaire y Nicolás Portilla Astorga fueron fotografiados usando algunas de las joyas robadas.

Iban camino a cometer otro hurto, según publicó el diario The Telegraph.

También se les encontraron fotos con las que anunciaban la venta de algunas de las joyas robadas y otras en las que salían ellos luciendo parte del botín.

Wareign se mostró "complacido de que estos hombres hayan sido capturados" y agradeció a la policía por hacer que él y su familia se sientan "de nuevo seguros en casa".

Un lugar "blando"

El valor de lo robado por la banda suma unas 33,000 libras (unos 43,000 dólares), según The Telegraph. Todos serán deportados después de cumplir su pena.

"Nadie, aquí o en el extranjero, debe tener la impresión de que Reino Unido es, de alguna forma, un lugar blando", concluyó el juez.

Casos como este no son nuevos en Reino Unido. En 2017 las autoridades pusieron en marcha la "Operación genio" para resolver una serie de robos en viviendas en el sur de Londres y el condado de Surrey.

Un año después, esta acabó con el desmantelamiento de una organización criminal que llevaba ladrones de Chile a Reino Unido para entrar en casas de lujo.

Llegaron a apoderarse de bienes por el valor de un millón de libras (1,3 millones de dólares) tras ingresar en cientos de residencias.

Muchos de los objetos robados fueron enviados al extranjero.

La policía consiguió dar con la banda rastreando los vehículos que usaban e identificándolos con ayuda de la embajada de Chile en Londres. En total, 75 hombres fueron detenidos en aquella ocasión.