Los bancos esperan una leve desaceleración de la demanda de crédito para este trimestre

LA NACION

A tono con la desaceleración que se espera en el ritmo de expansión de la economía local, por impacto pleno de la sequía, los bancos aguardan un menor crecimiento en la demanda de créditos durante este trimestre tanto de parte de las empresas con por parte de las familias.

El dato surge de la "Encuesta de Condiciones Crediticias" que periódicamente realiza el Banco Central (BCRA) entre las entidades financieras para sondear sus expectativas y los cambios verificados y esperados en la oferta y demanda de crédito bancario.

El relevamiento, en este caso realizado entre el 19 de marzo y el 4 de abril, muestra que los bancos aguardan un "moderado" aumento en la demanda de crédito por parte de las empresas, aunque básicamente apuntalada por pedidos de las Pymes, y del crédito a personas.

En el caso de las compañías esperan un incremento del 12,8% en la demanda que, de concretarse, sería el menor nivel de expansión en la "era Cambiemos", ya que las previsiones de aumento en los trimestres anteriores rondaron del 15 al 23%, pero a la vez sería mayor a la expansión del 8,8% que verificaron en la demanda durante el 1° trimestre, según la misma encuesta.

Del lado de los préstamos a familias o personas aguardan una menos demanda de créditos prendarios, tal vez relacionada al aumento que tuvieron los precios de los vehículos con el dólar, y un moderado aumento del financiamiento vía tarjetas o al consumo, a la vez que proyectan que sigan en expansión los pedidos de crédito para la vivienda , aunque con menor ímpetu que en los últimos meses.

El informe detectó una mayor predisposición de los bancos para prestar a empresas, básicamente impulsado por la mayor competencia entre entidades. Y mostró que el aumento de demanda verificado en el primer trimestre del año por parte de este sector fue explicado "especialmente por inversiones en activos fijos", lo que tiende a confirmar que la inversión es uno de los motores que mantiene a la economía en crecimiento.

Además comprobó que en el primer trimestre hubo una "leve restricción" en las condiciones de oferta de crédito para las familias, básicamente relacionadas con el crédito al consumo que, aún así no impidió un incremento del 12,8% en la demanda percibida durante ese lapso.