Advierten que este país rico enfrentará la recesión más larga de su historia

El Big Ben junto a una bandera de Reino Unido.
El Big Ben junto a una bandera de Reino Unido.

El Banco de Inglaterra advirtió este jueves que Reino Unido enfrentará su recesión más larga desde que comenzaron a llevar registros.

La institución aumentó este jueves las tasas de interés de 2,25% a 3%, la mayor subida desde 1989, y advirtió que Reino Unido enfrenta un escenario "muy desafiante" para la economía y que el desempleo prácticamente se duplicará para 2025.

El gobernador del banco, Andrew Bailey, advirtió sobre un "camino difícil por delante" para los hogares del país, pero dijo que debía actuar con firmeza ahora o las cosas "serán peores más adelante".

Al aumentar las tasas, el banco está tratando de reducir la elevada inflación, que se ubica en 10,1% anual, un ritmo de incremento de precios al consumidor no visto en los últimos 40 años, y quiere que se ubique en torno a 2%.

La teoría económica indica que si las tasas de interés son más altas, pedir un préstamo bancario se torna más caro, lo que desincentiva a tomar esos créditos y, por ende, reduce las presiones al alza de los precios por el lado de una mayor demanda.

Por otro lado, incentiva el ahorro, dado que invertir el dinero en lugar de gastarlo da mejores recompensas. Eso, también, reduce la demanda.

Como en otros países, los alimentos y la energía se encarecieron, en parte debido a la guerra en Ucrania.

Una recesión se define como la contracción de la actividad económica de un país durante dos trimestres consecutivos.

Por lo general, durante una recesión las empresas ganan menos dinero, los salarios caen y el desempleo aumenta. Esto significa que el Estado recibe menos dinero en impuestos para usar en servicios públicos como la salud y la educación.

Previamente, el Banco de Inglaterra había dicho que esperaba que Reino Unido entrara en recesión a fines de este año y que esa fase económica duraría todo el próximo.

Banco de Inglaterra
El Banco de Inglaterra en Londres, que este jueves decidió aumentar las tasas de interés a 3%.

Pero ahora cree que la economía entró en una recesión "desafiante" ya el pasado verano boreal, que continuará el próximo año y seguirá hasta la primera mitad de 2024, un posible año de elecciones generales.

Si bien no será la recesión más profunda de su historia, sí será la más larga desde que comenzaron los registros en la década de 1920, dijo el banco central.

La tasa de desempleo de Reino Unido se encuentra en su nivel más bajo en 50 años, 3,5% de la población económicamente activa, pero se espera que aumente a casi 6,5%.

Una medida controvertida

Tras conocerse la decisión del banco central, el ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, dijo que "lo más importante que puede hacer el gobierno británico en este momento es restaurar la estabilidad, ordenar nuestras finanzas públicas y reducir la deuda para que las tasas de interés se mantengan lo más bajas posible".

Pero la ministra del área en la sombra, es decir, la contraparte designada por la oposición para controlar al gobierno, Rachel Reeves, dijo que las familias no podrán soportar aumentos de tasas tan altos. "Tenemos precios de alimentos en aumento, facturas de energía en aumento y ahora también tasas hipotecarias más altas", señaló.

La decisión sobre las tasas se produce antes de que el gobierno revele sus planes fiscales y de gasto bajo la dirección del nuevo primer ministro, Rishi Sunak, el 17 de noviembre.

Es la primera reunión del comité de política monetaria desde que la exprimera ministra Liz Truss y el exministro de Finanzas Kwasi Kwarteng dieron a conocer su controvertido recorte presupuestal en septiembre.

Sus planes de baja de impuestos por 45.000 millones de libras (unos US$50.450 millones), muchos de los cuales ya fueron revertidos, hicieron caer el valor de la libra esterlina y provocaron turbulencias en el mercado, lo que obligó al Banco de Inglaterra a intervenir para restablecer la calma.

Este jueves, la libra se desplomó un 2% frente al dólar y el costo del endeudamiento del gobierno aumentó en respuesta a las advertencias del banco.

Un período económico doloroso

Análisis de Faisal Islam, editor de Economía de la BBC

El Banco de Inglaterra hizo algo que normalmente no hace en las actas publicadas de sus decisiones: dio una orientación que parece sugerir un máximo en las tasas de interés de alrededor de 4,5 puntos porcentuales el próximo otoño boreal.

Para aquellos que ven un vaso medio lleno, esto es inferior al 6% asumido hace apenas un mes en la turbulencia del mercado posterior al recorte presupuestal anunciado.

Si bien los costos de endeudamiento del gobierno y el nivel de la libra se han recuperado un poco después de una serie de giros desde entonces, los mercados hipotecarios y los préstamos comerciales aún muestran cierta tensión, lo que se suma al impacto prolongado en la economía.

El pronóstico predice que la tasa de desempleo aumentará, mientras que los ingresos de los hogares también disminuirán.

Es una imagen de un período económico doloroso, con Reino Unido rindiendo peor que EE.UU. o la Eurozona.

De hecho, lo que se pronosticó como una fuerte recesión energética hace solo tres meses, ahora es un shock energético e hipotecario menos profundo, pero más prolongado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué es una recesión y cuáles son sus consecuencias?