¿Por qué el Banco Central postergó la implementación del plazo fijo electrónico hasta 2024?

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) volvió a postergar la puesta en marcha del plazo fijo electrónico. El nuevo instrumento financiero se sumará al sistema de pagos digitales, pero con la novedad de que podrán transferirse y fragmentarse.

Pese a que esta herramienta fue anunciada en enero pasado y estaba previsto implementarla en julio de este año, el organismo que lidera Miguel Pesce decidió que habrá que esperar hasta enero de 2024.

La medida se confirmó luego de que el directorio de la entidad se reuniera este jueves por la tarde. Como indica la Comunicación A7871, se resolvió diferir en 75 días corridos la fecha de entrada en vigencia del denominado Certificado Electrónico para Depósitos e Inversiones a Plazo (CEDIP).

Banco Central: ¿de qué se trata el plazo fijo electrónico?

Un plazo fijo electrónico es similar a un plazo fijo que existe en la actualidad (incluidas las mismas tasas), pero las colocaciones -que podrán ser en pesos o en dólares- contarán con tres nuevas funciones:

  • Transferible: se podrá transmitir la titularidad para la cancelación de obligaciones -comerciales o entre particulares- como así también para su negociación en el mercado de valores u oferta primaria.

  • Fragmentable: tendrán liquidez inmediata; es decir, se podrá retirar parte del dinero y dejar el resto devengando el interés del plazo fijo.

  • Cobro por ventanilla: a su vencimiento, los fondos se podrán cobrar por ventanilla o mediante la acreditación de una cuenta bancaria diferente.

El Banco Central
El Banco Central

El Banco Central implementaría las nuevas funciones del plazo fijo recién en enero de 2024.

Será un instrumento completamente digital que contará con el registro de todas sus transmisiones con fecha cierta y será, por tanto, totalmente trazable.

"A través del CEDIP, esas colocaciones podrán ser transferidas electrónicamente de manera fácil y sencilla, ser fraccionadas en colocaciones de menor importe y compensadas, lo que permitirá su uso como medio de pago y de financiación. Toda colocación alcanzada tendrá su correspondiente CEDIP, el que deberá ser generado por la entidad financiera al momento de captar los fondos del depósito o inversión a plazo", explicó el BCRA en un comunicado emitido en enero, cuando las nuevas funcionalidades se aprobaron tras el acuerdo del directorio.

El Banco Central viene impulsando el desarrollo de los medios de pago y de financiación digitales a través de normativas que facilitan su uso y que crean nuevos instrumentos, como el cheque electrónico (ECHEQ), que se encuentra maduro y ha demostrado ser robusto, confiable y de adopción generalizada, y la factura de crédito electrónica MiPyME (FCEM), con la implementación reciente del sistema de circulación abierta.