Banco central argentino dispone quinta alza consecutiva de tasa

·2  min de lectura
Transeúntes pasan delante del Banco Central de Argentina en el distrito financiero de Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES (Reuters) -El directorio del banco central argentino (BCRA) anunció el jueves una subida de 200 puntos básicos en su tasa de interés de referencia al 49% anual en pesos, en busca de combatir la elevada inflación que sufre la tercera economía de América Latina.

La medida, adelantada previamente por Reuters, acompaña la adversa coyuntura global y pretende reducir una inflación que podría cerrar el 2022 por encima del 60% anual.

"El BCRA espera que la inflación de los próximos meses continúe descendiendo gradualmente", dijo el banco el jueves en un comunicado, luego que el Gobierno anunciara una inflación del 6% en abril.

"Las actuales condiciones financieras internacionales y el comportamiento reciente de los mercados de 'commodities' sugieren que puede haberse alcanzado una cierta estabilidad en los precios de las materias primas", agregó el parte de prensa.

La nueva tasa aplicable a las Letras de Liquidez ('Leliq') para 28 días equivale a un 61,7%, efectiva anual, ligeramente por arriba del 58% de la inflación de los últimos 12 meses a abril, aunque debajo del 65% que analistas privados pronostican para este año.

"Creemos que la suba de tasas no tendría demasiado efecto sobre la reducción de la inflación y que sí se utiliza para dar espacio a un avance algo más acelerado en el FX (tipo de cambio) ante la necesidad de acumular reservas para cumplir con el objetivo de acumulación trimestral y anual", dijo el Grupo SBS.

Una tasa real positiva es uno de los puntos convenidos entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el acuerdo que cerraron en marzo para reestructurar una deuda de 44.000 millones de dólares, que el país no podía cancelar debido a una larga crisis económica.

"El BCRA continuará monitoreando la evolución de los precios y evaluará revertir el sesgo de la política monetaria en cuanto se consolide un sendero decreciente de la tasa de inflación", afirmó el banco.

Tras subir su rendimiento referencial al 40% en enero (desde el 38% anterior), el banco central había incrementado por última vez la tasa en abril al 47% anual.

La guerra entre Rusia y Ucrania disparó la inflación global con el alza en las materias primas, obligando a la mayoría de los bancos centrales a aumentar sus tasas, frente a una desaceleración general de la economía internacional.

(Reporte de Jorge Otaola;Editado por Lucila Sigal)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.