Bancarios: la primera paritaria del año rompió el molde con una suba de 29% por nueve meses

LA NACION
·4  min de lectura

El acuerdo de precios y salarios todavía no nació y el Gobierno ya envió una señal equívoca. Si la intención es que las paritarias no superen el 29 por ciento, que es la inflación proyectada en el presupuesto, el primer trato salarial de 2021 ya rompió con ese molde. La Asociación Bancaria anudó con las cámaras empresariales una suba de 29% por nueve meses a pagarse en tres cuotas. Prevé dos revisiones, una en septiembre y otra en noviembre. Además, en la adecuación de la escala por la participación en las ganancias el porcentaje escalaría dos puntos más, según indicaron a LA NACION fuentes que participaron de la negociación.

El Gobierno buscó escenificarlo como paritaria testigo con la foto en Olivos del presidente Alberto Fernández y Sergio Palazzo, el líder del gremio bancario y un aliado del Frente de Todos. Se dijo que "tecnicamente es un aumento de 29% anual", pero en la letra chica del acuerdo figuran revisiones y otros ítems adicionales, como participación en las ganancias, un 2,1% extra por la paritaria de 2020 y un bono de por lo menos 89.900 por el Día del Bancario.

Fernández recibió en Olivos a Palazzo, quien le agradeció por la "intervención" del Gobierno para "destrabar la paritaria" del sector.

"Celebro que en pleno funcionamiento de paritarias libres, bancarios y bancarias bajo el liderazgo de Sergio Palazzo hayan logrado un acuerdo que no sólo atiende aspectos salariales ventajosos, sino que ofrece un enorme avance en materia de derechos vinculados al género", sostuvo el mandatario, a través de su cuenta oficial de Twitter.

Según se informó oficialmente, Fernández y Palazzo repasaron durante el encuentro en Olivos el acuerdo paritario alcanzado anoche por las cuatro cámaras empresarias y el gremio que nuclea a los trabajadores bancarios.

Durante el encuentro en la residencia presidencial, analizaron, además, la situación del sector y abordaron la firma para implementar el protocolo de violencia de género en todas las entidades bancarias del país, que se suscribirá en los próximos días.

Por su parte, el gremialista informó que se reunió con el Presidente para "analizar la situación del sector financiero" y expresó que "agradeció" al mandatario por "la intervención de su gobierno para poder destrabar la paritaria bancaria", según informó a través de una serie de tuits que fueran compartidos luego desde la cuenta oficial del jefe de Estado.

La Asociación Bancaria (AB) y las cuatro cámaras empresarias del sector acordaron una actualización salarial del 2,1% pendiente para 2020 y una mejora del 29% sobre el salario resultante para 2021, en tres tramos que se abonarán en dos cuotas de 11,5% desde enero y abril y de otro 6% a partir del 1 de agosto, informó el gremio.

Luego de arduas negociaciones, las partes acordaron anoche revisiones salariales en septiembre y noviembre y un salario inicial (que incluye participación en las ganancias) en enero de casi 92 mil pesos, de 101 mil en abril y de 106 mil en agosto, informaron ayer a Télam Palazzo y Eduardo Berrozpe, secretario de prensa.

Palazzo sostuvo que el Gobierno nacional "fue facilitador de la negociación". Y añadió: "Arrancamos una paritaria dura con los empresarios de nuestro sector, ya que lo que proponían era crear una nueva categoría para los que ingresaban con un salario inferior al 30 por ciento de los bancarios actuales. Eso se destrabó gracias al impulso de la banca pública", contó.

Además, la negociación convencional contempló el pago de un bono inicial de 89.906,94 pesos, que ya es tradición en el gremio y aumenta según cada categoría, por el "Día del Bancario" -no laborable el 6 de noviembre- , puntualizó el secretario de prensa del gremio, Eduardo Berrozpe a Télam.

El salario inicial para enero último, incluyendo participación en las ganancias (ROE), será de 87.773,67 pesos más 3.964,34, respectivamente, lo que arroja un ingreso de 91.738,01; para abril de 96.826,56 y 4.373,22 pesos (un total de 101.199,78 pesos) y, desde agosto próximo, de 101.549,81 pesos más 4.586,55 (totalizando 106.136,36 pesos).