Vuelve la moda de los bañadores de Pamela Anderson y Carmen Electra

·4  min de lectura

Es una realidad que el bañador rojo en su versión básica –liso, de tiro alto, con tirantes anchos, de escote redondo y con abertura a la espalda en forma de U– nos lleva irremediablemente hasta principios de los 90, cuando Los vigilantes de la playa era una de las producciones más mediáticas del momento. Quienes no hayan crecido en esa década puede que la referencia les pille algo lejana, pero seguro que algo les ha llegado de esta pieza porque no ha dejado de estar presente a lo largo de los años.

El traje de baño que mujeres como Pamela Anderson y Carmen Electra lucían en pantalla adquirió enseguida la etiqueta de icónico. Pasó a ser versionado por multitud de firmas de moda debido al boom de la serie –se emitieron hasta 243 episodios– pero, curiosamente, nunca ha terminado de calar en las playas. No ha tenido un éxito de ventas como el que se esperaba y quizá esto se deba precisamente a esa asociación que se hace con la serie, con el parecido que guarda con el uniforme de las socorristas californianas y con ese desgraciadamente irremediable miedo a las comparaciones con las actrices.

Pamela Anderson con bañador rojo en el rodaje de Los vigilantes de la playa (Photo by Kypros/Getty Images)
Pamela Anderson con bañador rojo en el rodaje de Los vigilantes de la playa (Photo by Kypros/Getty Images)

Aun así, siempre ha resultado esta prenda inspiradora en el mundo de la moda. Incluso cuando el bikini era el absoluto rey del verano había quienes miraban a este funcional pero sexy bañador para crear nuevos modelos en sus colecciones. Pero ha sido ahora cuando nos hemos percatado del particular interés que ha despertado este verano.

Será por el auge que ha cogido el traje de baño en los últimos años como alternativa al dos piezas, por el revival de las diferentes tendencias noventeras, por lo mucho que ha dado de qué hablar la miniserie Pam&Tommy en la que la figura de Pamela Anderson ha vuelto a la primera plana o por la unión de todos estos factores, pero, sea por el motivo que sea, lo cierto es que el bañador rojo vuelve a ser una opción a tener en cuenta de cara a los próximos chapuzones.

Pamela Anderson con el famoso bañador rojo de Los vigilantes de la playa (Photo by Kypros/Getty Images)
Pamela Anderson con el famoso bañador rojo de Los vigilantes de la playa (Photo by Kypros/Getty Images)

Algunos ejemplos claros de este pequeño boom los hemos observado en las redes sociales. El primero de ellos nos viene directamente de la mano de uno de los nombres del momento, Rosalía.

Antes de iniciar su Motomami tour por España, la artista nos regaló un posado con un bañador rojo firmado por Jean Paul Gaultier que era una auténtica fantasía. Y no lo decimos solo por las tiras que recorrían cruzadas por ambos costados o por los tirantes ligeramente más finos de lo habitual, sino por las pequeñas incrustaciones brillantes con las que estaban bordadas las palabras "Evidemment Rosalía". Un diseño completamente personalizado que partía de uno que la firma de origen francés tiene a la venta en su tienda en color negro en el que no aparece el nombre de la cantante sino el del diseñador.

Mucho más parecido al diseño original de Los vigilantes de la playa es el que Chenoa ha lucido en los últimos días. El suyo cuenta con un patrón de aires deportivos similar pero tampoco es liso y es una frase la que lo define estampada en blanco en su parte central delantera. Se trata de la expresión "Joie de vibre", lo que se traduce en "alegría de vivir". Imposible encontrar un mejor mantra para esta época del año, ¿verdad?

El último de los bañadores rojos que hemos fichado esta temporada, al menos de momento, ha sido uno de Amelia Bono que nada tiene que ver con los anteriores a excepción del ardiente y favorecedor color. Aquí el diseño es ajustado y marca la cintura, cuenta con escote en uve que termina en cremallera, juega con dos costuras en la zona del vientre para crear un efecto moldeador y, para mayor diferenciación, deja la espalda divida en dos gracias a una tira que la recorre horizontalmente. La mejor demostración de que un mismo punto de partida puede llevarte hasta destinos completamente inesperados.

Más historias que te puedan interesar

VIDEO: La gran similitud entre los bolsos acolchados de SHEIN y Zara deja sin palabras a las amantes de la moda