¿Y qué tal si Bam Adebayo es el delantero de poder que el Heat ha estado buscando?

·3  min de lectura
David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

Primero se fue Jae Crowder, que ahora quiere regresar; luego se fue PJ Tucker, sin boleto de regreso, y el Heat se ha quedado de pronto sin delantero de poder.

Las opciones del mercado no contentan al presidente del equipo de Miami, Pat Riley, quien ni siquiera se plantea un intercambio para no debilitar la base del quinteto de la Capital del Sol.

Ahora mismo se barajan opciones internas. La primera Caleb Martin, quien es un jugador atlético que podría cubrir el puesto por momentos, pero sus 6.5’ lo limitan, incluso para jugar como delantero pequeño.

La otra es el novato Nikola Jovic, quien tiene condiciones, pero aún está muy verde no solo para ser titular sino para entrar en la rotación. Se podría inventar algo como mover a Max Struss o el propio Jimmy Butler, lo cual limitaría su juego, además de no tener el tamaño adecuado.

Aunque al entrenador Erik Spoelstra le encantan las alineaciones pequeñas, no todos son Shane Battier, ni Tucker o Crowder. Lo ideal para el puesto delantero de poder es un hombre que pueda jugar de centro como Tim Duncan, Karl Malone, Kevin Garnett, Dirk Nowitzki, Scott Pipen o el joven Udonis Haslem.

El Heat necesita para este puesto un jugador que hoy pueda enfrentarse a hombres de la talla de Giannis Antetokounmpo, Anthony Davis, Siakan Pascal, Jayson Tatum entre otros y sinceramente solo hay uno que puede hacerlo: Bam Adebayo.

El actual centro del Heat no es precisamente uno de los más altos de la liga (6.9’) y por su energía, su altura, su atleticismo, su fuerza y sus ganas el puesto delantero de poder le vendría como anillo al dedo. Tal vez necesitaría ser un mejor tirador de triples, pero el Heat ya tiene suficientes francotiradores.

Se pudiera pensar que al taparse la cabeza se descubren los pies, pero el equipo de Miami tiene al joven Omer Yurtseven (7.0’) quien pudiera ser el ideal para el puesto de centro. Ya desde el banco Martin (6.5’) o Jovic (6.10’) podrían jugar de cuatro y el mecánico Dewayne Dedmon (7.0’) como centro e incluso como cerrador.

Si el entrenador fuera Riley seguro que lo haría, pero como es Spoelstra lo más probable es que no le guste esta idea. Al final esto es lo último que le preocupa a Spoelstra, un maestro en romper esquemas y sistemas, capaz de poner a Kyle Lowry a marcar al centro rival.

Pero esto ya le ha costado al Heat, y muy caro. Solo recordad la serie de primera ronda de playoffs ante los Bucks en el 2021 o la Finales de la NBA en el 2020 por no hablar de la pasada serie contra los Celtics en la que su entrenador Ime Udoka puso en la pintura Robert Willians junto a Al Horford y al final el equipo de Boston derrotó a Miami.

A 20 días del inicio del campo de entrenamiento, el Heat tendrá que definir su plan para la temporada 2022-23. Adebayo como power forward es sin duda la mejor opción y por tanto la expectación es enorme.

El 4 de octubre Miami juega el primero de sus cuatro juegos de pretemporada antes de debutar el 19 de octubre ante los Bulls en el FTX Arena, de momento y casi definitivamente con el mismo equipo de la pasada campaña, después de que Kevin Durant, decidiera quedarse en Brooklyn y Donovan Mitchell mudarse a Cleveland.

¿Se atreverá Spoelstra a poner a Adebayo como delantero de poder? Ya se verá.