Baker Mayfield, de Oklahoma, gana el Trofeo Heisman

Por RALPH D. RUSSO
Baker Mayfield, quarterback de Oklahoma, responde a una pregunta el sábado 9 de diciembre de 2017, en Nueva York (AP Foto/Craig Ruttle)

NUEVA YORK (AP) — El quarterback de Oklahoma, Baker Mayfield, obtuvo el sábado el Trofeo Heisman, con lo que completó su evolución desde la intrascendencia hasta ser uno de los jugadores con más logros en la historia del fútbol americano colegial.

El impetuoso e incluso imprudente astro de los Sooners se convirtió en el sexto jugador de Oklahoma que ha obtenido el Heisman, por uno de los márgenes más amplios que se hayan registrado en la votación durante los 83 años de historia del premio.

Bryce Love, corredor de Stanford, ocupó el segundo puesto. Así, cinco jugadores del Cardinal han quedado segundos desde 2009.

Lamar Jackson, quarterback de Louisville y ganador de Heisman el año anterior, fue tercero. Fue el mejor lugar conseguido por un jugador que había obtenido ya el premio desde Tim Tebow de Florida en 2008.

Mayfield recibió 732 votos a primer lugar, para un total de 2.398 puntos. Love tuvo 75 votos para el sitio de honor y un acumulado de 1.300 puntos. Jackson consiguió 47 y 793.

Del total de puntos disponibles, Mayfield acaparó el 86%, la tercera mayor proporción en la historia del Heisman. Troy Smith, de Ohio State, obtuvo 91.63% en 2006 y Marcus Mariota, de Oregon, recibió 90,92% en 2014.

Mayfield es el tercer jugador que gana el Heisman y participará en los playoffs. Los Sooners, segundos en la clasificación, se medirán a Georgia, que ocupa el tercer puesto, el 1 de enero, en el Rose Bowl.

Además, Mayfield es el primer jugador de último año que obtiene el galardón desde Smith, y el primer premiado que comienza su carrera sin estar becado desde 1950, el año en que comenzó el sistema de becas deportivas.

“Ha sido un recorrido difícil”, aceptó Mayfield durante el discurso tras obtener el premio.

Trató de contener las lágrimas cuando agradeció a sus padres y a Lincoln Riley, entrenador de primer año en Oklahoma.

“Traté de mantenerme sereno”, añadió. “Pero no es lo mío. Soy un tipo que lleva la emoción a flor de piel”.