Bake Off Argentina: la primera prueba técnica puso en apuros a varios de los participantes

·5  min de lectura
Bake Off Argentina: la primera prueba técnica puso en apuros a varios de los participantes
ADRIAN DIAZ BERNINI

Tras el programa debut del lunes, los participantes de Bake Off Argentina se enfrentaron a su primera prueba técnica: realizar la réplica de un arrollado de merengue hecho por Dolli Irigoyen. La preparación llevaba una base de merengue de almendras, un arrollado de merengue, merengue italiano y un relleno de crema pastelera.

“Los arrollados necesitan siempre mucha ciencia y mucha paciencia, imagínense uno de merengue”, los alertó la cocinera, que en esta tercera temporada se sumó al jurado del concurso de Telefe en el que se busca al mejor pastelero amateur del país. Tras ello, y ante las quejas de los participantes, Paula Chaves les comunicó que debían realizarlo en solo 1 hora 45 minutos.

Esta vez, todos se mostraron tranquilos con la tarea, a pesar de que ninguno había realizado la receta anteriormente, pero la advertencia de la jurado fue cobrando sentido a medida que pasaban los minutos.

El primero en sufrir un extraño percance fue Gino: se olvidó de agregarle yemas a la crema pastelera y debió empezar de nuevo. Belén, a su vez, se quedó sin huevos para el merengue italiano, pero Ximena le cedió algunos y pudo seguir. A Gabriel, en tanto, se le rompió el arrollado al desmoldarlo y, para colmo, no pudo realizar el merengue italiano.

Como suele ocurrir en este tipo de concursos, algunos participantes ya comenzaron a ser tomados por sus compañeros como referentes y se convirtieron en una fuente de consulta inagotable. En esta edición, Silvina y Kalia son quienes ocupan ese lugar. La segunda, de hecho, dio a una improvisada clase en la que enseñó a usar correctamente el soplete.

Pasado el tiempo convenido, todos pudieron emplatar, pero algunos quedaron más conformes que otros con el resultado final. Llegó entonces el momento de que Irigoyen, Pamela Villar y Damián Betular probaran los 14 arrollados. En esta instancia, los jurados evaluaron a ciegas, sin saber de quién era cada plato.

El primero fue el de Paula. “Está prolijo y muy bien la decoración, con buen color de la pastelera”, ponderaron los jueces, sorprendidos.

Luego llego el turno de Ximena, quien no tuvo la misma suerte que su compañera. “Un merengue mal batido”, notó Betular. Pero no todo estaba perdido: al probarlo, los tres jurados coincidieron en que el arrollado estaba muy rico y crocante. “La base no está, pero está rico. Es de autor”, bromeó el pastelero.

“Es una versión más chiquita, pero morruda. Todo es abundante, pero el merengue italiano le salió pésimo. Está rico, crocante y aireado”, expresaron luego de probar la preparación de Facundo.

Al ver la fallida preparación de Gabriel, los tres coincidieron en que parecía otro postre. “Hubo un choque, algo pasó”, expresó Betular al ver la fallida presentación de este concursante, que -curiosamente- trabaja como taxista. “Es otro postre”, agregó Pamela. Al probarlo, la situación empeoró: “No hay merengue, lo de abajo es un chicle y la frutilla está mal cortada”, comenzó el varón del jurado. E Irigoyen notó, a su vez, que el postre tenía papel pegado. “Un tropezón no es caída”, alentó la autora del postre al responsable de la presentación.

“Prolijo, estético y con buenas texturas”, coincidieron los tres jurados al probar el arrollado de Hernán, el participante más elogiado durante el primer programa.

Belén no corrió con la misma suerte. “Parece un canelón”, notaron, al ver su arrollado. Y al probarlo, indicaron que el merengue tenía “una textura distinta”, y que a pesar de que la base estaba crocante y la crema pastelera estaba bien, el postre tenía problemas de cocción y un exceso de azúcar.

Celeste tampoco recogió muchos elogios. “Está prolijo y generoso el relleno, pero el arrollado quedó bajito y floja la pastelera. También está mal el merengue italiano”, aseguraron al probar su plato.

“Está chanfleado y el merengue no está”, indicaron, luego, al ver la presentación de Gianluca. Pero, al degustarlo, la percepción mejoró: “Está más rico de lo que se ve. Está crocante la base y bien sostenida la crema”.

Carlos también tuvo una performance irregular, según el jurado. “Parece un omelette. La terminación está bien y el merengue perfecto, pero el resto no”, expresaron. En cambio, el arrollado de Kalia sí los sorprendió para bien: “Hay merengue, arrollado, crocante y está bien armadito. Está espectacular el merengue italiano”.

Al probar el postre de Emiliano, a su vez, indicaron: “Hay un señor merengue italiano, pero no hay merengue crocante abajo y le falta horno. Tiene almidón de maíz crudo. La presentación está bien y la pastelera está rica”.

“Hay manga, hay ondulación, es generoso y hay un merengue espectacular, con base crocante y rica la pastelera. Es una presentación más familiar. No es delicado, pero está rico”, expresaron, a su vez, al probar la presentación de Silvina.

El percance de Gino se notó en su preparación: “Hay un exceso de jugo de frutilla y muy poca pastelera que, además, está muy pálida. Falta relleno”.

Por último, la devolución a Gisela fue bastante positiva: “Tiene un buen merengue italiano y tiene el relleno que le faltaba al anterior. La pastelera también está muy bien, pero tiene clara líquida”.

Tras deliberar, el jurado eligió al peor de los platos: el de Gabriel. “Puse todas las cantidades, seguí la receta, pero no salió nada”; se justificó el participante. En el puesto 13 quedó Carlos, y le siguieron Ximena, Belén, Gino, Celeste, Facundo, Gianluca y Emiliano.

“Me hubiese gustado probar el de todos mis compañeros a ver si realmente el mío estaba en el puesto doce”, se quejó Ximena, que no quedó nada conforme con la devolución y la calificación del jurado.

En los primeros puestos, a su vez, quedaron Paula, Gisela, Silvina y Kalia. El ganador resultó ser, nuevamente, Hernán, quien consiguió 5 minutos extra en la prueba del domingo, día en el que uno de los participantes quedará fuera de competencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.