Bakú y Ereván intercambian acusaciones de incumplimiento del alto el fuego

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bakú/Tiflis, 27 oct (EFE).- Azerbaiyán y Armenia se acusaron mutuamente este martes de incumplir el alto el fuego en Nagorno Karabaj, la tercera tregua humanitaria declarada en la guerra que estalló hace hoy un mes.

"El 26 de octubre y esta madrugada las fuerzas armadas armenias (...) atacaron con diversos tipo de armas las posiciones del ejército azerbaiyano en varios sectores del frente, así como localidades próximas a este", denunció el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán en un comunicado.

Según los militares azerbaiyanos, las operaciones de combate continuaron en los frentes sur y sureste de Nagorno Karabaj.

"Los intentos de ataque del enemigo fueron repelidos", subrayó el parte azerbaiyano, que como es habitual no informó de bajas en las filas propias.

A su vez, el Ministerio de Defensa de Armenia denunció un ataque azerbaiyano perpetrado hoy contra un puesto fronterizo armenio en el sureste del país.

"...la parte azerbaiyana atacó con drones (uno de los cuales cayó en el territorio de Armenia) y fuego de artillería y cohetes las posiciones de un puesto fronterizo de la fuerzas armadas de Armenia en el sureste del país, en la frontera con Irán", escribió en Facebook Sushán Stepanián, portavoz de esa cartera.

Agregó que, en vista de esta nueva violación del alto fuego y del ataque contra la frontera de Armenia, "el Ministerio de Defensa de Armenia se verá obligado a responder a los ataques de las fuerzas azerbaiyanas".

La denuncia armenia fue calificada de "mentira y provocación" en Bakú, que aseguró que Azerbaiyan cumple el régimen de alto el fuego.

Mientras, el Ministerio de Defensa de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj (RNK, Artsaj para los armenios) elevó hoy a 1.009 las bajas mortales en las filas de ejército karabají.

El ministro de Defensa y comandante el jefe del Ejército de la RNK, el teniente general Dhzalal Arutiunián, herido en el frente, fue sustituido en ambos cargos por Mikael Arzumanián.

El presidente de la RNK, Araik Arutiunián, subrayó hoy que el relevo en la jefatura militar se debió a la herida sufrida por el comandante en jefe y pidió "no ver causas ocultas" en la designación de Arzumanián.

La RNK informa periódicamente de las bajas de su ejército, mientras que Azerbaiyán se limita a dar información sobre las víctimas entre la población civil.

La tercera "tregua humanitaria" fue acordada el pasado fin de semana en Washington con la mediación de Estados Unidos, y todo apunta, por las informaciones que llegan desde la zona del conflicto, a que correrá la misma suerte de las dos anteriores, que nunca llegaron a cumplirse.

(c) Agencia EFE