Por bajas ventas, regalan flor de cempasúchil en mercado Jamaica

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Es tarde-noche en el carril 3 en el área de estacionamiento del mercado Jamaica de la Ciudad de México, los vendedores de flor de Cempasúchil y Terciopelo están regalando su mercancía que se les quedó por las bajas ventas de este año en la celebración del Día de Muertos.

En este lugar no se observan clientes, los que vienen lo hacen para ver si era cierto lo que leyeron en una publicación que los vendedores subieron en las redes sociales del mercado en donde dice que regalaban la flor a cambio de una "cooperación", aún con ello nadie se lleva la flor.

Ni regalada quieren la flor dice Manuel, quien vende desde hace diez años en este lugar, "no hay gente, toda la temporada fue así por la mala decisión de cerrar los panteones, pudieron haber creado protocolos sanitarios para los cementerios como lo hicieron con los centros comerciales o los mercados, no pensaron en nosotros, ahora toda está mercancía si no se la lleva la gente se va tirar".

Manuel vende a lado de la señora Laura quien lleva más de veinticinco años vendiendo flor de Cempasúchil cada año en el lugar, ella dice que las pérdidas que tuvieron ascienden a más de cien mil pesos.

"No hubo venta porque cerraron los panteones, muchos compañeros pidieron dinero prestado para comprar flor y no la vendieron, tan sólo entre la flor que tenemos nosotros, son más de cien mil pesos y la vamos a tirar, eso no lo ve el gobierno, a nosotros quién nos ayuda", dice molesta la señora Laura.

En ese puesto, un señor se acerca para preguntar si es verdad que están regalando la flor, los vendedores afirman, toma un ramo de Terciopelo y les da un billete, "yo vi la publicación y vine a ver si era cierto, la verdad es que no necesito la flor, pero pues es una manera de ayudar, conozco a muchos productores agrícolas y sé lo difícil que es trabajar todo un año y no tener ganancias".

Como él, una pareja se acerca al puesto, con timidez hacen la misma pregunta, el vendedor afirma y le dice que tome las flores que quiera, la pareja no toma ni un ramo, sólo saca un billete de veinte pesos y se los da al vendedor quien dice resignado: "Lo ven ni regalada la quieren".

A contra esquina, un grupo de vendedores juegan baraja, miran de reojo su mercancía ya no le prestan atención, ellos le dicen a la gente que pregunta que tomen el ramo que quieran entre los montones de flor de Xempaspúchil y Terciopelo que hay. Uno de ellos menciona, "tomen los ramos que quieran, de todos modos la vamos a tirar, esta fiesta de Día de Muertos fue la peor en muchos años".

Así, la tarde va cayendo en el mercado Jamaica, con ella la esperanza de los vendedores de regalar los cientos de ramos de flor de Cempasúchil y Terciopelo. Algunos de ellos, incluso ya están cargando los diablos de flor para llevarlas al basurero. Se acabó así la celebración del Día de Muertos.