Bajante histórica. Un video muestra a un hombre caminando en el medio del río Paraná

·2  min de lectura
Un joven camina en el medio del río Paraná
Un joven camina en el medio del río Paraná

Increíble pero real. La preocupante bajante del río Paraná no puede ser más evidente. Una filmación muestra cómo un hombre se abre paso a través del espejo agua y se adentra en las ¿profundidades?, justo enfrente de la ciudad santafesina de Rosario. Lo hace caminando. El líquido apenas le roza los tobillos.

A medida que el hombre avanza y se aleja de la costa, se oye el ruido del chapoteo. No está en una pileta para niños, sino que pasea por el mismísimo Paraná. Incluso, en su andar, el testigo directo de la bajante se topa con un banco de arena que emerge ante la escasez de agua.

Desde hace algunos días, el río Paraná se encuentra en una franca bajante. Anteayer, el nivel de agua volvió a descender en el puerto de la ciudad de Santa Fe y quedó 22 centímetros por debajo del cero en la referencia utilizada para medir su altura, informó Prefectura Naval Argentina.

Con esa marca, el Paraná llegó en la estación fluvial santafesina a valores históricos porque se trató de la más baja en lo que va de este siglo. Para hallar valores inferiores habría que remitirse a décadas atrás.

Desde el 1 de enero pasado el caudal de agua del Paraná perdió 58 centímetros, ya que en el día que dio inicio al año su nivel estaba en 36 centímetros. Las perspectivas no son alentadoras: en su último informe el Instituto Nacional del Agua (INA) indicó que “prevalece una condición general de disminución de los caudales entrantes al tramo argentino del río Paraná” y adelantó que “los niveles fluviales continuarán en la franja de aguas bajas”.

Bajante del río Paraná
Marcelo Manera


Bajante del río Paraná (Marcelo Manera/)

El INA añadió además que “la tendencia climática al 31 de marzo de 2022 es desfavorable”. La bajante del Paraná y la del río Salado, sumado a la falta de lluvias, repercute en el sistema de lagunas de la región, donde se secaron la Juan de Garay (en la ciudad de Santo Tomé), la de la localidad de Laguna Paiva y la Añapiré, situada en la localidad de Campo Andino.

Se secó la laguna de Paiva
Gentileza Despacho Digital


Se secó la laguna de Paiva (Gentileza Despacho Digital/)

La problemática está dejando a su paso miles de peces muertos y una población de tortugas acuáticas diezmada. Ese es el panorama que se observa por estos días en lagunas internas en el humedal del Delta del Paraná, frente a Rosario, denunciaron desde la organización ambientalista El Paraná No se Toca, que definió la situación como “alarmante”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.