Usar cubreboca y hacer más pruebas: el plan de CDMX que se contrapone al de Salud federal

Redacción Animal Político
COVID en CDMX: ¿bajan los casos o se rebasaron las predicciones?

Las autoridades de la Ciudad de México han anunciado una serie de cambios en su estrategia para contener el virus en la capital: hacer más pruebas para identificar casos positivos y alertar a sus contactos y ahora recomendar el uso de cubrebocas como una medida determinante para no propagar el virus. 

Esto es parte del plan de la Ciudad de México para comenzar la transición de semáforo rojo a naranja y reabrir una buena parte de las actividades.

Ambas medidas habían sido puestas en duda por las autoridades de salud federal en varios puntos de la pandemia. 

Uso de cubrebocas obligatorio

Este lunes, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, explicó que el uso de cubrebocas será obligatorio para los habitantes de la capital pues, de acuerdo con un estudio del doctor Mario Molina, nobel de Química, la mascarilla es la “medida más efectiva para prevenir la transmisión de la enfermedad entre personas”.

El estudio compara las tendencias de infección de COVID-19 de Wuhan, China, Italia y Nueva York, del 23 de enero al 9 de mayo. 

“Nuestro análisis revela cómo el uso obligatorio del cubrebocas representa la medida determinante para definir la forma de propagación de la pandemia en los tres epicentros. Esa medida protectora por sí misma redujo significativamente el número de infecciones”, detalla el estudio.

El artículo científico de Mario Molina y su equipo de investigadores escribieron se publicará próximamente en PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) de Estados Unidos, pero el documento ya está disponible para su lectura.

Este estudio concluye que: “El uso de los cubrebocas en público corresponde a la medida más efectiva para prevenir la transmisión de la enfermedad entre personas, y que esta práctica, que es relativamente barata, junto con pruebas extensivas, cuarentenas y el seguimiento de contactos plantea la mejor oportunidad para controlar la pandemia del COVID-19, antes de que se desarrolle una vacuna que funcione”.

Sin embargo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell había dicho que no se recomendaba el uso de cubrebocas en personas sanas y en ambientes que no fueran un hospital o al cuidar de un enfermo. 

“No sirven las mascarillas para protegerse si soy susceptible y quiero tener una defensa contra que me caigan las partículas contagiantes de secreciones respiratorias, eso sí está claro, porque el virus entra también por los ojos, o si tengo la mascarilla y me estoy tocando la cara porque ya me dio calor o me da comezón, entonces, me estoy también llevando con las manos la posibilidad de infectar”, dijo el pasado 6 de abril.

Al pasar de la semana y tras la insistencia de gobiernos locales de imponer el cubrebocas como medida obligatoria, López-Gatell dijo que “ante la ausencia de otras alternativas, siempre existe la idea de: Usémoslo”.

¿Bajan los casos o se rebasaron las predicciones?

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró el pasado viernes que se puede cambiar de semáforo rojo a naranja porque hay ligeras disminuciones en el porcentaje de hospitalización y el número de contagios.

Este viernes, Eduardo Clark García, director general del Gobierno Digital de la Agencia Digital explicó que el crecimiento de casos ha bajado.

Mientras en mayo diariamente había hasta 250 nuevos casos, en los últimos cinco días han bajado los ingresos hospitalarios, con una reducción de 25 personas diarias menos

“Ha ido bajando de manera continua desde su punto máximo de crecimiento que fue en los últimos días de abril y hoy estamos en tasas negativas, ¿qué significa?, que cada día vemos ligeramente menos personas en los hospitales”, señaló Clark García.

Destacó que esta reducción va de acuerdo con su modelo epidemiológico.

“En este momento deberíamos ver caídas de alrededor de entre 25 y 30, entonces estamos muy pegados, que es buena noticia porque significa que estamos manteniendo ese crecimiento para – ahora sí – que se vea un poco esta curva descendente hacia la derecha donde vamos viendo cada vez menos hospitalizaciones”, añadió.

Sin embargo las proyecciones de la Secretaría de Salud para la Ciudad de México no lucen tan alentadoras.

El pasado miércoles 10 de junio, durante la conferencia diaria el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell reconoció que hay un exceso de casos proyectados de COVID-19 para la región del Valle de México, que comprende la capital y el Estado de México.

Y que en esta región las hospitalizaciones de terapia intensiva aún no dan señales claras de disminuir.

“La terapia intensiva tuvo un periodo sostenido de incremento, pasó del punto de la predicción, de la fecha, y se ha mantenido, aquí ya está en una meseta con descenso ligero, todavía muy ligero para ser interpretable, pero ojalá en su momento comience a descender, pero definitivamente no rebasando la ocupación disponible”, expuso.

Para esta zona se proyectó que entre el 6 y el 8 de mayo se llegaría al punto máximo de contagios, lo que sí ocurrió, sin embargo “la predicción desde luego quedó rebasada porque hay persistencia, llevamos ya cerca de 17, 18 días en donde se ha estancado el descenso de la curva”.

Aunque dijo ya había un “patrón descendente” reiteró que había rebasado un poco la curva de predicción.

Más pruebas, la estrategia de la CDMX

López-Gatell había señalado que hacer muchas pruebas no significaba un mejor control de la pandemia, pero este miércoles destacó el nuevo plan de la capital para detectar nuevos casos y controlar la pandemia.

La doctora Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la Ciudad de México, aseguró que hacer pruebas “es una de las respuestas más integrales y más oportunas que hemos visto por parte de una entidad federativa ante una realidad epidémica”.

Además ayuda a la detección intensiva de casos y el rastreo de sus contactos.

El plan consiste en “mejorar la identificación por medio de incrementar el número de pruebas y así “cortar la cadena de contagios, aislar de manera temprana a los casos positivos, y detectar y aislar a las personas asintomáticas. Esto también es importante porque diversos estudios han mostrado que un porcentaje muy importante, alrededor del 40 por ciento de los casos, pueden cursar asintomáticos”.

López-Gattel calificó este plan como “prometedor y pertinente y tan oportuno es porque tiene una lógica técnica muy clara, muy integral”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Usar cubreboca y hacer más pruebas: el plan de CDMX que se contrapone al de Salud federal apareció primero en Animal Político.