Bajan los contagios en Europa pero Portugal sigue en situación crítica

Agencia EFE
·5  min de lectura

Redacción Internacional, 2 feb (EFE).- Europa presenta hoy una leve bajada de los contagios provocada principalmente por Portugal, que vive una situación crítica, mientras se confía en la distribución de las vacunas para frenar la pandemia aunque hasta el momento se han distribuido tan sólo 13 millones de unidades.

Las autoridades de Gran Bretaña han mostrado su preocupación por la identificación de una nueva mutación de la "variante británica" que se detectó en el sur de Inglaterra en septiembre y se ha hecho la predominante en el Reino Unido. Esa mutación puede reducir la eficacia de las vacunas, según un estudio preliminar de la Universidad de Cambridge.

PORTUGAL FRENA LA SUBIDA DE CONTAGIOS

Portugal vivió hoy una ligera caída de contagios y muertes, ya que se notificaron 5.540 nuevas infecciones, la cifra más baja en casi un mes, mientras que el número de muertes también refleja una caída: 260 personas, mínimo de los últimos ocho días.

El país, confinado y con las fronteras restringidas, se prepara para recibir ayuda internacional, mientras prosigue el proceso de inmunización con múltiples denuncias de vacunación indebida. Entre las polémicas más sonadas están la vacunación de más de un centenar de trabajadores de la Seguridad Social de Setúbal que no tenían prioridad.

La situación de los hospitales sigue siendo crítica, especialmente en la región de Lisboa, lo que ha llevado al país a pedir ayuda internacional, que empezará a llegar este miércoles. Desde Berlín llegará un contingente de 26 militares -ocho de ellos, médicos-, 50 respiradores, 150 aparatos de suero y 150 camas. Austria ha anunciado que acogería a enfermos portugueses en sus unidades de cuidados intensivos, y el Gobierno de España se ha mostrado disponible para ayudar y estudia en qué "modalidades" podrá prestar ese apoyo.

ALEMANIA DISMINUYE LENTAMENTE LOS CONTAGIOS

Alemania sigue registrando un lento descenso de contagios, hasta situarse los nuevos positivos a niveles de octubre debido, principalmente, a las drásticas restricciones de la vida pública, que se estima se prolongarán al menos hasta el 14 de febrero. Desde noviembre, está cerrado todo el ocio, la restauración y la vida cultural; los comercios no esenciales cerraron en diciembre y no hay actividad escolar presencial.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología reportó este martes 6.114 contagios en 24 horas y 861 fallecidos -hace una semana, las infecciones se situaron en 6.412 y el número de muertes en 903- La incidencia semanal por 100.000 habitantes quedó así hoy en 90 casos.

Estas son cifras son inferiores a los picos registrados entre finales de 2020 y principios de 2021. El total de positivos verificados en Alemania en toda la pandemia alcanza así los 2.228.085 casos -de los cuales, 1.954.000 son pacientes recuperados-, mientras que el de víctimas mortales está en 57.981.

EL REINO UNIDO ASPIRA A LA NORMALIDAD ESTE VERANO

El Reino Unido espera estar cerca de la normalidad el próximo verano gracias a su rápida campaña de vacunación por la que más de 9 millones de británicos han recibido ya al menos una dosis, y el Gobierno estima que un alto porcentaje de la población adulta habrá sido inmunizada en agosto.

Tan solo durante el pasado fin de semana el Reino Unido vacunó a cerca de 900.000 personas, y espera haber inoculado una primera dosis a los 15 millones de ciudadanos de mayor riesgo dentro de quince días.

A partir de entonces, confía en que comiencen a disminuir los casos más graves de covid-19 y mejoren las cifras de hospitalizaciones y muertes, lo que permitirá poner sobre la mesa una hoja de ruta para relajar gradualmente las restricciones.

ITALIA SIGUE SUMANDO CONTAGIADOS

Italia suma 9.660 nuevos contagios de coronavirus y 499 fallecidos en las últimas 24 horas y una tasa de positividad (porcentaje de positivos entre todos los test realizados) que ha descendido al 3,9 %. Los contagios han ascendido hasta los 9.660, 1.735 más que ayer, un aumento notable en el número de personas infectadas, pero que coincide con un incremento reseñable en el número de pruebas efectuadas para detectar la enfermedad.

En las últimas veinticuatro horas han perdido la vida 499 personas, en línea con la tendencia de los últimos días, lo que aumenta el total de fallecidos en el país desde el inicio de la pandemia a 89.344.

Por otro lado, 2.214 pacientes se encuentran actualmente en la unidad de Cuidados Intensivos, con 158 ingresos más en el día de hoy. La campaña de vacunación continúa, pese a los retrasos en las entregas de las dosis por parte de las compañías farmacéuticas, y ya han sido suministradas 2.083.364 dosis. Han recibido ya las dos dosis de la vacuna 732.763 personas.

SUECIA PRESENTA UNA TENDENCIA POSITIVA EN LA DISMINUCIÓN DE CONTAGIOS

Suecia ha registrado 9.649 nuevos casos y 224 muertes desde el viernes -para un total de 576.606 y 11.815, respectivamente-, y continúa la caída en el contagio registrada desde mediados de enero, aunque parece haberse ralentizado. También se asienta la caída de paciente hospitalizados (380 menos en la última semana) y la capacidad libre en las UCI es del 23 %.

La tasa de mortalidad sueca por covid-19 asciende a 113,83 por 100.000 habitantes, tres veces más que Dinamarca y diez que Finlandia y Noruega, aunque por debajo de la de países como Bélgica, el Reino Unido, Italia, España, Portugal y Francia.

Suecia no ha cerrado su actividad económica y ha limitado a ocho el número de personas en reuniones públicas.

ESPAÑA REGISTRA RÉCORD DE MUERTOS DE LA TERCERA OLA

España ha sumado 724 muertes en 24 horas, la mayor cifra de fallecidos de la tercera ola, Con lo que el total de decesos desde el inicio de la pandemia se eleva a 59.081. Los datos oficiales reportan además 29.064 nuevos positivos de covid-19 desde el lunes, 2.851.869 desde marzo del pasado año. De ayer a hoy se registró un ligero descenso de siete décimas de la presión en las ucis, hasta una ocupación del 44,58 %.

Por otra parte el Gobierno español ha aprobado este martes el reconocimiento como enfermedad profesional de la covid-19 contraída en el ejercicio de su profesión a los trabajadores sanitarios y sociosanitarios. El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha explicado que la medida se toma para reconocer una mayor protección social a estos profesionales.

(c) Agencia EFE