Baja venta de armas en EEUU, pero por agotamiento

Más destacado

WASHINGTON (AP) — La cantidad de revisiones federales de antecedentes penales requeridas en Estados Unidos para la venta de armas de fuego declinó el mes pasado, pero no porque menos personas estuvieran interesadas en comprar, sino porque las armerías continúan quedándose sin inventario, dada la racha de compras impulsada por el nuevo enfoque de Washington al control de armas.

La revisión de antecedentes cayó 10% a nivel nacional entre diciembre y enero, con bajas sustanciales en los estados del sur, como Alabama, Arkansas, Luisiana, Misisipí, Tenesí y Virginia, al igual que en Texas, de acuerdo con un análisis de The Associated Press de información nueva dada a conocer el martes por el FBI.

Las ventas de armas de fuego crecieron en todo el país luego del tiroteo de Newtown, Connecticut, en diciembre. Un hombre armado mató a 20 niños y seis adultos en una escuela.

Hubo más de 2,78 millones de revisiones de antecedentes penales en diciembre. Fue un incremento respecto de un año antes, luego de una tendencia al alza hasta el último trimestre del año pasado. El número se redujo a 2,48 millones en enero, aunque sigue siendo una cifra más alta que en cualquier otro mes, salvo por diciembre del año pasado.

"Uno no puede revisar los antecedentes si no hay un arma que comprar", dijo Mike Fotia, gerente en la armería Duke's Sport Shop en New Castle, Pensilvania. "No hay nada qué comprar".

Fotia dijo que los fabricantes y los mayoristas no pueden cumplir los pedidos por el momento, ya que la demanda es demasiado alta.

Tradicionalmente, las ventas de armas caen luego de la temporada decembrina, pero la caída del año pasado fue la más pequeña desde 1998, cuando el gobierno federal empezó a darle seguimiento a las revisiones de antecedentes penales obligatorias. La poca caída de este año confirma lo que los vendedores de armas han estado experimentando: sigue habiendo más interés por armas de fuego que en años previos, aunque ha habido menos compradores recientemente porque las tiendas de armas no tienen productos para vender.

"La disponibilidad ha sido un problema. Uno no puede vender tanto", dijo Katie Stulce, dueña de Champion Firearms Corp., en College Station, Texas. "Estamos despidiendo a un 60% de la gente que llega con intenciones de comprar algo".

El número de revisiones de antecedentes penales no representa necesariamente el número de armas de fuego compradas, pero los fabricantes utilizan esta estadística para medir la salud de la industria en Estados Unidos.

El FBI realizó más revisiones de antecedentes de los interesados en comprar o portar armas la semana siguiente al tiroteo de Newtown que durante cualquier otra semana desde 1998. La segunda semana en cuanto a número de revisiones de antecedentes fue la de mediados de enero, cuando Obama anunció sus planes para contener la violencia por armas de fuego.

___(equals)

En internet: http://1.usa.gov/12qmop9

___

Eileen Sullivan está en Twitter como: https://twitter.com/esullivanap

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK