Baja en cosechas y robo de granos en Ucrania representan un alza en riesgo de hambrunas

·3  min de lectura

El riesgo de una crisis de hambruna vuelve a posarse sobre el mundo a consecuencia de la invasión que Rusia mantiene en Ucrania, uno de los principales productores y exportadores mundiales de maíz, trigo y cebada, pues al menos 20 millones de toneladas de granos que estaban por exportarse se encuentran varados en el mar ante el bloqueo de buques rusos en los puertos de Ucrania.

En conjunto, Rusia y Ucrania representan el 22 por ciento de las exportaciones globales de granos, por lo que la guerra podría significar una mayor escasez y aumento en los precios de los alimentos.

Por su parte, el ministro de Agricultura ucraniano, Mykola Solskyi, dijo hace unos días que la mitad de las tierras de cultivo de trigo para el invierno se encuentran en áreas de ocupadas por las fuerzas militares rusas, por lo que la cosecha de este año será mucho menor a la del año pasado.

El presidente Joe Biden declaró que buscan la manera de sacar las 20 millones de toneladas de cereales que permanecen sin poder salir del territorio ucraniano, sin embargo, el ferrocarril tiene una capacidad de unas 600,000 toneladas al mes, una décima parte de lo que los puertos manejaban antes de la guerra. También advirtió que los suministros de trigo y maíz disminuirán y países de África podrían sufrir hambre.

El USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) advirtió que la producción de maíz en Ucrania caerá 53 por ciento, mientras que la de trigo disminuirá en un tercio. En términos económicos, esto representa 6,000 millones de dólares por ventas de granos. En 2021, Ucrania exportó unos 27,000 millones de dólares en productos agrícolas, aproximadamente la mitad de sus ingresos totales por ventas al exterior.

Ayer el presidente Vladimir Putin informó que Rusia podría superar los 130 millones de toneladas de granos en la cosecha de este año.

"Esperamos una buena cosecha este año. Según estimaciones previas de los expertos, la cosecha de granos podría ser de 130 millones de toneladas, incluyendo 87 millones de toneladas de trigo", afirmó.

Esto “permitirá no solo cubrir las necesidades internas con un margen de reserva, sino también incrementar los suministros al mercado global para nuestros socios”, aseguró el líder del Kremlin.

Rusia está robando la cosecha, acusa Ucrania

Según diferentes fuentes que hablaron con la cadena CNN, las fuerzas rusas están robando equipos agrícolas y miles de toneladas de granos que habían sido cosechados por agricultores ucranianos, sobre todo en regiones ocupadas como Jersón y Zaporiyia, por lo que la siembra ha sido interrumpida o abandonada en algunas zonas.

El Ministerio de Defensa de Ucrania dijo que hasta la fecha se habían robado unas 400,000 toneladas de grano.

En Melitópol, ciudad ocupada de la región de Zaporiyia, el alcalde Ivan Fedorov compartió con la cadena un vídeo en el que se veían camiones, varios de ellos con el signo "Z" de los militares rusos, transportando grano hacia Crimea.

"Los soldados chechenos, que luchan por Rusia, actúan como criminales de los años 90. Primero ofrecen comprar el grano a un precio ridículo. Pero si no aceptas, te lo quitan todo a cambio de nada", dijo a CNN.

Según las autoridades de Ucrania, Rusia está vendiendo el grano robado en el mercado negro de Siria. Mientras que el presidente Volodomyr Zelensky acusó al Kremlin de “terrorismo alimentario”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.