Baja contratación en EEUU, aligerando lucha contra inflación

·2  min de lectura
EEUU-ECONOMÍA (AP)
EEUU-ECONOMÍA (AP)

Los empresarios estadounidenses añadieron un buen número de puestos de trabajo el mes pasado, pero ralentizaron su ritmo de contratación lo suficiente como para que la Reserva Federal pueda ver facilitada su lucha por reducir la elevada tasa de inflación.

La economía creó 315.000 puestos de trabajo en agosto, una cifra todavía sólida que apunta a una economía que sigue siendo resistente a pesar del aumento de las tasas de interés, la alta inflación y la lentitud del gasto de los consumidores.

El informe publicado el viernes por el gobierno también mostró que la tasa de desempleo subió al 3,7%, desde un mínimo de medio siglo del 3,5%. Sin embargo, este aumento también fue una señal alentadora: Refleja un aumento largamente esperado del número de estadounidenses que buscan trabajo.

“Es un informe muy positivo y aún mantiene abierta la posibilidad de lograr un descenso suave”, comentó Ellen Gaske, economista de PGIM Fixed Income, refiriéndose al objetivo de la Reserva Federal de desacelerar la economía lo suficiente como para enfriar la inflación sin llegar a provocar una recesión.

Los precios están subiendo al mayor ritmo en 40 años, lo que ha dado a los republicanos del Congreso un instrumento contra los demócratas en camino a las elecciones legislativas de noviembre. El representante republicano de Texas, Kevin Brady, afirmó el viernes que el aumento de los salarios no está siguiendo el ritmo de la inflación, lo que deja a los estadounidenses con “cheques de pago reducidos”.

La Casa Blanca, por su parte, aseguró que las cifra son prueba de que la economía se mantiene sobre una base firme.

“Los puestos de trabajo han aumentado, los salarios han subido, dijo el viernes el presidente Joe Biden. “La gente ha vuelto a trabajar y estamos viendo algunas señales de que la inflación puede estar, puede estar... empezando a ceder”.