"Así como bajó, me disparó": el relato de una mujer que fue baleada en un robo

LA NACION
·2  min de lectura

"Así como bajó, me disparó", contó esta mañana Tamara Rosales, una nueva víctima de la inseguridad en la localidad de Lomas del Mirador, en La Matanza.

El brazo izquierdo vendado de la mujer daba cuenta de lo que tuvo que vivir el sábado, cuando un grupo de delincuentes la sorprendieron a ella y a su pareja al salir de su casa en auto.

El hecho ocurrió en la esquina de Famaillá y Charcas. La mujer y su pareja estaban a punto de partir en su Peugeot 208 para ir a hacer las compras cuando otro vehículo, un Fiat Palio, los sorprendió por atrás. Sin mediar palabra, uno de los delincuentes descendió del vehículo y disparó contra la mujer. "Luego, abrió la puerta del auto y me bajé sola. Así como estaba, desangrándome, levanté las manos y él me sacó el celular y el dinero que tenía en el bolsillo del pantalón. «Dame lo que tenés», me decía", contó la víctima en diálogo con TN. Sin saberlo en ese momento, la bala le había atravesado el brazo izquierdo.

Coronavirus hoy en Argentina y el mundo

En tanto, al otro lado del auto familiar la pareja de la mujer, Alejandro, forcejeaba con otro de los ladrones en el piso. "No sé cuántos delincuentes había", enfatizó, pero recordaba que el mismo hombre que la había atacado fue a ejecutar a su marido. "Por suerte, la bala no salió", agregó, aliviada.

Los delincuentes quisieron robarse el vehículo de las víctimas pero no lograron hacerlo. Fue en ese momento que familiares de la pareja salieron a la calle ante los gritos y los ladrones emprendieron la huida.

La mujer fue trasladada al Hospital Santojanni, donde fue asistida por el impacto de bala en el brazo y dada de alta a las pocas horas, ya que se hallaba fuera de peligro, indicaron las fuentes. La causa fue designada a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N.º 8 de La Matanza, a cargo de Alejandra Núñez, quien caratuló el expediente como "lesiones" y ordenó al personal de la comisaría 4.ª de Lomas del Mirador que lleve adelante las diligencias de rigor para intentar establecer las identidades y el paradero de los ladrones.

Este hecho se suma a una larga seguidilla de delitos que hoy sucumben en el municipio más poblado de la provincia de Buenos Aires. Solo en los primeros seis meses del año, en el Departamento Judicial La Matanza se denunciaron 30.268 delitos, a un promedio de 166 casos por día, relevó LA NACION semanas atrás. Del informe se desprende que todos los hechos denunciados 8770 correspondieron a robos donde los delincuentes utilizaron armas. Se trata de la modalidad delictiva que mayor riesgo de vida representa para la víctima.