¿Por qué bajó el dólar bolsa y hasta dónde puede llegar?: esto es lo que prevén expertos

Melina Manfredi

En la segunda jornada de junio, y tras la batería de medidas que tomó el Gobierno, finalmente se desaceleraron el dólar Mep y el contado con liquidación. El Mep perdió  $2,38 hasta cerrar en $106,39, mientras el contado con liquidación bajó levemente y quedó en $114,05, 3 centavos debajo del cierre de ayer. También cedió el blue, a $124.

Son varios los factores que explican la caída de las cotizaciones paralelas del dólar, mientras el tipo de cambio oficial ganó 8 centavos en la rueda mayorista y cerró hoy a $68,71 por unidad. El Banco Central (BCRA) aprovechó un aumento en las liquidaciones del agro y volvió a comprar reservas por alrededor de u$s100 millones.

Analistas consultados por iProfesional detallaron los 3 principales argumentos que justifican el retroceso en la cotización del dólar financiero y compartieron su visión acerca de cuánto puede durar el efecto. 

1. Menos jugadores en el mercado

Luego de las últimas regulaciones del BCRA y la Comisión Nacional de Valores (CNV), se redujo mucho la cantidad de participantes que pueden acceder a los dólares bursátiles

Es que desde este lunes, para comprar dólar Mep o contado con liquidación, deben haber pasado 90 días desde el último acceso al dólar oficial. Asimismo, luego de cada compra de divisas en la Bolsa, hay que comprometerse a no comprar dólares oficiales por otros 90 días. 

"Era esperable que el Mep y el contado con liquidación bajaran porque sacaron a mucha gente de la cancha. Muchos que lo usaban para dolarizarse ya no lo pueden hacer y por eso cae la demanda en ese mercado", sintetizó el economista Martín Polo. 

Desde Eco Go, en tanto, Juan Paolicchi se refirió al parking de 5 días que estableció la CNV para la compra de dólares en la Bolsa. "El riesgo precio empieza a crecer y los agentes se empiezan a ir de ese mercado porque mayores trabas. Ya no es tan líquido o veloz el arbitraje. No se concretan tan rápido las demandas de divisas a través de ese mercado porque hay muchísimas más restricciones", resaltó. 

Este lunes empezaron a funcionar nuevas trabas cambiarias impuestas por el Banco Central

Por su parte, Rodrigo Álvarez, director de Analytica, se refirió al efecto de las últimas medidas que tomó el BCRA para dificultar el acceso de las empresas a los dólares oficiales

"Hasta ahora, las empresas estaban tranquilas porque tenían un flujo de productos del exterior y abastecían al mercado interno.Sentían que tenían un aprovisionamiento firme de productos al tipo de cambio oficial. Si perciben que esto se puede cortar, van a defender más el precio de sus productos ante la posibilidad de no poder reponerlo fácilmente o de tener que pagar un precio mayor para lograrlo", afirmó. 

Un informe de Ecolatina acordó con el impacto que tendrán las cotizaciones paralelas en la inflación y agregó: "Quienes no estén seguros de poder vender y obtener una ganancia de aquello que importen, posiblemente dejen de hacerlo. En este sentido, muchos bienes que son rentables a un precio de importación de $68 por dólar no lo son a otro de $110 por dólar".

2. Suba de tasas en pesos

Desde esta semana, volvió a aumentar la tasa mínima de plazos fijos para todos los clientes que hagan colocaciones de cualquier monto en pesos. El rendimiento mínimo pasó así de 

26,6% a 30,02% anual

De esta manera, la tasa promedio por los plazos fijos a 30 días pasó del mínimo de 18,7% a mediados de abril hasta el 29,4% registrado ayer. Con esta medida, la autoridad monetaria busca que los ahorristas tengan un incentivo mayor a quedarse en pesos en lugar de comprar dólares. 

"Es bueno que las tasas hayan subido. Pasaron del 18% al 30%, en un contexto en que por la pandemia y la enorme caída en el nivel de actividad, la inflación está dando baja. Eso ayuda", aseguró Polo.

Por su parte, Juan Paolicchi, economista de Eco Go, resaltó que la tasa en pesos todavía pierde contra el dólar oficial. "Hay un aumento gradual sobre la tasa de interés que remunera el ahorro, aunque sigue debajo de la tasa de devaluación. Es decir, a uno le convendría irse a dólares oficiales en la medida de lo posible, aunque sea comprando los u$s200 mensuales, en lugar de hacer un plazo fijo", explicó. 

Y agregó: "De a poco, la tasa de interés en pesos se debería ir recuperando y, si lo hace, puede jugar un rol más importante para descomprimir la demanda de dólares". 

Desde esta semana, los bancos pagan más por los plazos fijos

Desde esta semana, los bancos pagan más por los plazos fijos

Al mismo tiempo que estableció esa suba de la tasa de interés, el BCRA permitió a los bancos suscribir más Leliq e integrar encajes con ellas. En la licitación de hoy, la primera desde que rige la nueva tasa mínima, el organismo aspiró alrededor de $300.000 millones.

"Los bancos toman depósitos y están obligados a inmovilizar alrededor del 25%, sin rendimiento", señala Álvarez y añade que, con los cambios que introdujo la entidad, los bancos podrán adquirir Leliq contra encajes y "comenzarán a obtener rendimientos, en una suerte de subsidio desde el Banco Central". "Esta medida reduce así el costo neto de captación de fondos, haciendo rentable un abanico más amplio de colocaciones", afirmó.  

"Sin embargo, el punto central de la medida es que impacta positivamente sobre las cuentas corrientes remuneradas utilizadas para el manejo de los excedentes de liquidez de las empresas y las familias, en especial, a través de los fondos comunes de inversión, lo que permite descomprimir la demanda sobre los dólares bursátiles", indicó el economista de Analytica.

3. Expectativa positiva sobre la deuda

Paolicchi agregó la posibilidad de acuerdo con los acreedores como el último punto que explica, en su visión, la baja del dólar financiero. El propio titular del BCRA, Miguel Pesce, expresó que el cepo se podría relajar si se resolviera la negociación con los bonistas

"Con expectativas de arreglo de la deuda, la presión cambiaria debería disminuir fuerte, la incertidumbre debería bajar y aumentaría la demanda de pesos. Las últimas restricciones, que son muy estrictas, deberían moderarse un poco sin tener mayores impactos en el dólar libre", sostuvo. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró ayer que está trabajando en los detalles finales del acuerdo con los acreedores pero resaltó que el margen de mejora en la oferta es escaso

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró ayer que está trabajando en los detalles finales del acuerdo con los acreedores pero resaltó que el margen de mejora en la oferta es escaso

Para Álvarez, el arreglo ayudaría a descomprimir pero no tendría un efecto inmediato  "Nuestra visión es que no va a generar un shock de confianza en el corto plazo: va a haber holdouts y la situación macro no se resuelve. Solo se despeja uno de los tantos problemas que hay en agenda. Los dólares no van a llegar porque hay muchas dudas que se generaron durante este proceso y el Gobierno tampoco tiene un discurso pro inversión", opinó. Y sumó: "Además, difícilmente se pueda convencer a un inversor para que traiga sus dólares si después no los va a poder sacar". 

El piso, en $100

Pese a que el arreglo de la deuda podría traer algo más de tranquilidad a las cotizaciones bursátiles del dólar, los economistas creen que el tipo de cambio no volverá a perforar los $100

"No creo que la baja se sostenga, creo que tiene un piso. No me animaría a decir que pueda perforar los $100", estimó Polo. 

Para Álvarez, si se suman las restricciones y el incremento de la tasa en pesos, "la tendencia del contado con liquidación debería ser a estabilizarse o, incluso, a bajar un poco en el corto plazo". "No obstante, tiene un piso. No creo que haya un desplome. Después de un pico muy alto, si cae mucho va a aparecer la demanda. Los $100 podrían considerarse como un piso", sugirió. 

"El nivel del contado con liquidación mirado en términos históricos sigue siendo, para una economía que empieza a normalizar la deuda y que tiene un sistema financiero sólido, alto. Pero también es cierto las nuevas reglamentaciones del BCRA están generando una situación incierta", cerró el economista.