Con baile y sin violencia, llega al Zócalo marcha por Día del aborto

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 28 (EL UNIVERSAL).- Las mujeres y personas con capacidad de gestar que hoy se movilizaron a favor del aborto, llegaron a la plancha del Zócalo capitalino bailando, en grupos segmentados y bajo la vigilancia de la agrupación Ateneas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) aunque no se registraron eventos de violencia.

Universitarias, amigas, familias, asistentes solitarias y el "Bloque Negro" iniciaron su andar a las dos de la tarde, desde la Glorieta de las Mujeres que Luchan y, una hora después, los comités organizadores de la caminata e identidades trans y no binarias avanzaron desde el mismo punto con destino a Palacio Nacional.

Sin embargo, las consignas "¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!", "¡Aborto si, aborto no, eso lo decido yo!" y "¡Hay que abortar a este sistema patriarcal!", fueron coreadas por igual por niñas, jóvenes, madres y abuelas de ambos grupos de la movilización para exigir libertad por sus derechos reproductivos y sexuales.

"Los derechos sexuales y reproductivos, desde la perspectiva feminista y de derechos humanos, están vinculados con la seguridad, la libertad, la integridad física, las decisiones sobre sexualidad, la maternidad y el rechazo a toda forma de violencia, discriminación y opresión".

"Todas las mujeres tienen derecho a acceder a servicios de salud y atención médica, y quienes decidan ser madres, a tener una maternidad segura y libre de todo riesgo durante el proceso reproductivo, es decir desde la intención reproductiva, la concepción, gestación, parto y puerperio", informó una de las organizaciones civiles asistentes a la marcha a través de volantes y por altavoces a las asistentes.

Los organismos no gubernamentales también regalaron a las asistentes trípticos con información sobre acompañantes y clínicas dónde es posible practicar el aborto de forma segura, productos de gestión menstrual y anticonceptivos y pañuelos verdes.

Por su parte, grupos de encapuchadas que integran al "Bloque Negro" plasmaron consignas a favor de la causa en las vallas metálicas colocadas por el gobierno de la Ciudad de México para resguardar inmuebles.

Las manifestantes arribaron al Zócalo bailando reggaetón, batucada y entre celebraciones por los avances que el país tuvo el último año en materia de derechos reproductivos.

A diferencia de las movilizaciones de otros años, los grupos de mujeres encapuchadas no lanzaron artefactos explosivos al hogar del Ejecutivo federal, pero realizaron una pinta con la leyenda: "México feminicida".

Al momento, las mujeres se unieron en una verbena de canto y baile para exigir la creación de condiciones legales que permitan a las mujeres y personas con capacidad de gestar acceder a su derecho al aborto en todas las entidades del país.