Bahamas sigue buscando desaparecidos tras volcadura de una presunta embarcación de inmigrantes

·5  min de lectura

La Real Fuerza de Defensa de las Bahamas continuó el lunes con la operación de búsqueda y recuperación de migrantes desaparecidos después que una lancha rápida bimotor con destino a Miami se volcara el domingo en aguas cercanas a Nueva Providencia, causando la muerte de al menos 17 personas, entre ellas una niña.

Se cree que los migrantes son de nacionalidad haitiana, pero las autoridades bahameñas dijeron que no podían decir con certeza si todos los migrantes que viajaban a bordo de la embarcación son haitianos hasta que la investigación concluya.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas y aprovechó para hacer un llamamiento a los haitianos “a la reconciliación nacional para resolver los problemas que ahuyentan, lejos de nuestro suelo, a nuestros hermanos, a nuestras hermanas, a nuestros hijos”.

“Esta nueva tragedia entristece a toda la nación”, dijo.

El bloque regional de la Comunidad del Caribe (CARICOM), también dijo en un comunicado que estaba “extremadamente entristecido” y ofreció sus condolencias a los que habían perdido seres queridos durante la tragedia del domingo.

“Esta más reciente catástrofe pone de manifiesto una vez más la desesperada situación en Haití y el carácter reprobable de las acciones de quienes intentan aprovecharse de las personas que tratan de escapar”, dijo la organización, refiriéndose a los contrabandistas de personas que las llevan en los viajes ilegales por mar.

La embarcación de 30 pies de eslora salía de las Bahamas cuando se volcó en medio de un mar embravecido, dijo el primer ministro de las Bahamas, Philip Davis, en una conferencia de prensa el domingo. Hasta ahora se ha rescatado a 25 personas. La operación de búsqueda no había encontrado nuevos sobrevivientes o cadáveres entre el domingo por la noche y el lunes por la mañana, dijo un oficial de la Real Fuerza de Defensa al Miami Herald.

En un comunicado del lunes, la Real Fuerza de Defensa redujo el número de inmigrantes que viajaban a bordo del barco de 60 a unos 45.

El gobierno de Bahamas ha usado drones, buzos y aviones para buscar en las aguas desde que la Policía de la isla recibió los primeros reportes sobre la embarcación volcada a la 1:17 a.m. del domingo. Las autoridades encontraron la embarcación medio hundida cerca de la entrada del puerto de Nassau, con una sobreviviente, una mujer, todavía viva en una bolsa de aire en el casco entre varios pasajeros muertos. Aviones de la Guardia Costera de Estados Unidos también buscaron sobrevivientes.

La embarcación partió de West Bay Street, un popular punto de partida de migrantes en Nassau. En enero, las fuerzas de defensa interceptaron una embarcación en la zona de Sand Trap que transportaba 20 migrantes de varios países, entre ellos Haití, Ecuador, Colombia y Honduras.

Bahamas ha sido durante mucho tiempo una ruta popular para los migrantes indocumentados que tratan llegar a Estados Unidos, dada su proximidad al sur de la Florida. A veces los emigrantes deciden marcharse después de haber vivido en el país varios años. Otras veces viajan en barco desde Haití en la primera etapa y luego esperan semanas o meses para tomar un barco hasta la Florida.

La embarcación semihundida que zozobró en aguas de las Bahamas, provocando la muerte de al menos 17 personas que se sospecha son migrantes haitianos el 24 de julio de 2022.
La embarcación semihundida que zozobró en aguas de las Bahamas, provocando la muerte de al menos 17 personas que se sospecha son migrantes haitianos el 24 de julio de 2022.

Las embarcaciones pueden hacer el viaje en menos tiempo que una balandra haitiana, y evadir la detección más fácilmente al dejar a los migrantes al amparo de la oscuridad. Pero los viajes pueden ser tan peligrosos como los de los veleros sobrecargados porque suelen estar igual de abarrotados.

Una mujer dijo al medio bahameño Eyewitness News que buscaba a un hombre haitiano al que había alojado después que llegó recientemente de Haití por mar. Quería ir a Estados Unidos y no había vuelto a casa la noche de la volcadura, según el medio.

“Solo queremos saber si está vivo”, dijo, y más tarde declaró a Eyewitness News que creía haberlo visto en una fotografía entre los sobrevivientes de la tragedia.

Todas las víctimas de la tragedia del domingo, excepto una, eran mujeres, incluida la niña. Un escenario similar ocurrió en Puerto Rico en mayo, cuando una embarcación de migrantes se volcó cerca de las costas occidentales del territorio estadounidense. En aquella volcadura murieron 11 personas, todas mujeres. Fueron enterradas en un cementerio de San Juan el mes pasado.

Louis Herns Marcelin, un científico social de la Universidad de Miami y originario de Haití, quien estudia la migración haitiana con un equipo de investigación del INURED, dijo que hay que tener cuidado al hacer cualquier suposición sobre porqué parecen morir más mujeres que hombres sin información adicional sobre las tendencias recientes entre los que toman los barcos.

Una respuesta plausible: Hay menos mujeres haitianas que hombres que sepan nadar.

“Las mujeres se dedican sobre todo a comercializar los productos resultantes de la pesca o similares”, dijo. “Además, las actividades de natación, incluso para el ocio, son más comunes entre los hombres que entre las mujeres”.

Los estudios sobre migración realizados por el equipo de Marcelin en el INURED han demostrado que en los últimos 12 años los migrantes haitianos han sido en su mayoría hombres jóvenes.

Guerline Jozef, cofundadora de la Haitian Bridge Alliance, dijo que hay que abordar las causas profundas de las mortales migraciones marítimas de Haití, ya que el país caribeño enfrenta la inestabilidad económica, política y social.

“Acabamos de enterrar a 11 mujeres no hace mucho”, dijo Jozef, un activista haitiano. “La gente está muriendo en el Tapón del Darién, muriendo en México, muriendo en Puerto Rico, muriendo en las Bahamas”.

Jozef dijo al Herald que su organización recibe a diario llamadas de personas que buscan a sus seres queridos desaparecidos mientras intentan llegar a Estados Unidos, ya sea por tierra o por mar.

“No sabemos cuántas vidas haitianas se han perdido tratando de huir”, dijo.

La activista ha estado viajando a Puerto Rico mientras la isla ve llegar a sus costas un número récord de migrantes haitianos. Teme que los familiares no vengan a reclamar o identificar los cuerpos porque ellos o sus seres queridos fallecidos son indocumentados.

“Queremos dar el pésame a todos y cada uno de los familiares y hacerles saber que estamos aquí para ellos”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.