Bagdad lanza nueva ofensiva por oeste de Mosul, dice vocero

Por QASSIM ABDUL-ZAHRA
En esta imagen, tomada el 2 de mayo de 2017, un vehículo militar de la policía federal iraquí maneja por una calle abandonada en el oeste de Mosul, Irak. Fuerzas iraquíes inician una ofensiva en el norte del oeste de Mosul, donde EI sigue presente en algunos barrios, dice funcionario. (AP Foto/Bram Janssen)

BAGDAD (AP) — Justo después del amanecer del jueves, las fuerzas iraquíes iniciaron una ofensiva en el extremo norte de la mitad occidental de Mosul, donde el grupo extremista Estado Islámico sigue presente en diversos vecindarios, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa.

Las fuerzas iraquíes dijeron estar preparadas para “la victoria o el martirio” en la batalla contra los extremistas, explicó Yahya Rasool en un comunicado de su oficina. Divisiones del ejército y la policía federal iraquíes participan en la operación junto a unidades de élite de respuesta rápida de la policía, agregó.

Las líneas del frente en la parte occidental de Mosul han estado avanzando lentamente durante meses mientras la milicia radical utilizó el claustrofóbico espacio y a cientos de miles de civiles como escudos humanos para ralentizar el avance de las tropas de Bagdad. En el extremo sur de la parte oeste, la policía federal está a unos cientos de metros (yardas) de la mezquita de al-Nuri.

El templo es considerado una conquista simbólica, ya que es el lugar donde el líder del grupo EI, Abu Bakr al-Baghdadi, hizo una rara aparición pública en julio de 2014 y declaró la implantación de un califato en los territorios conquistados. Pero la mezquita está en el interior de la ciudad vieja de Mosul, donde se libran algunos de los combates más duros que podrían ralentizarse por la estrechez de las calles, según funcionarios de la coalición. Las fuerzas iraquíes podrían intentar rodear la ciudad vieja antes de lanzarse a su conquista.

La ciudad de Mosul, la segunda mayor del país, cayó en manos del grupo EI hace casi tres años, y la operación para recuperarla arrancó en octubre. Las fuerzas iraquíes declararon la “liberación” de la zona oriental el pasado enero.

Los más de seis meses de combates han dejado más de 8.000 civiles muertos y heridos, según Naciones Unidas, una cifra que solo incluye a víctimas trasladadas a hospitales desde las clínicas del frente.

Cientos de miles de personas siguen atrapadas en los vecindarios de Mosul controlados por EI, y unas 419.000 se vieron obligadas a huir del oeste de la ciudad desde el inicio de la batalla, dijo la ONU en un comunicado la semana pasada.