Badosa: "Ahora mis expectativas son reales"

·3  min de lectura

París, 30 may (EFE).- La española Paula Badosa consiguió este domingo el pase a la segunda ronda de Roland Garros, el mismo torneo donde el pasado otoño su carrera dio un salto tras alcanzar los octavos de final y se puso acorde con las expectativas que había levantado cuando ganó la edición júnior en 2015.

Entonces, su nombre comenzó a sonar como una de las promesas del circuito, pero su mente no fue capaz de responder a tanta presión y sus resultados cayeron en picado.

Cambió de entorno, de entrenador y de mentalidad y con el paso de los años volvió más sólida, capaz de hacer frente a lo que prometía su tenis.

Tras derrotar en primera ronda de Roland Garros a la estadounidense Lauren Davis por 6-2 y 7-6(3), Badosa reflexionó sobre esta nueva etapa.

"Antes tenía expectativas pero no eran reales. Ahora es diferente, ahora están siendo más realidad, estoy empezando a demostrar que puedo hacer buenos resultados en los torneos, me estoy demostrando que soy capaz de llegar", aseguró.

"Lo disfruto más porque es algo que me he ganado, antes no había hecho nada especial para que se hablara tanto de mí siendo tan joven. Es la diferencia para cómo llevo las expectativas", indicó la española nacida en Nueva York.

Esa diferencia se nota en su juego y también en los resultados, porque la octavofinalista del año pasado regresa con el torneo de Belgrado bajo el brazo. Además, por vez primera afronta el torneo como cabeza de serie, la 33, lo que puede contribuir a allanar su camino.

Badosa descubre una nueva dimensión, su nombre pesa en el circuito y sus conferencias de prensa se llenan de periodistas de todos los rincones, pero ha aprendido a que la presión no se convierta en una losa si no en un trampolín.

"Si la prensa está pendiente mi es que en algo bueno. Antes me lo tomaba más con presión y ahora he aprendido a darle la vuelta y verlo como positivo", indicó.

Su cara desborda felicidad y calma y se nota que le gusta recobrar el contacto con la tierra batida de París.

"Es un torneo muy especial, tengo buenos recuerdos, me siento bien aquí. Las sensaciones son buenas, las condiciones cambian según la hora, pero me he adaptado bien y ojalá esté muchos días más", asegura la jugadora de 23 años.

Ante Davis, 86 del mundo a sus 27 años, Badosa se mostró contundente en su reencuentro con un torneo en el que en la pasada edición dio un salto de calidad, alcanzando los octavos de final.

En la primera manga, tras el 2-2 la española encadenó seis juegos consecutivos, para apuntarse el parcial y entrar con dominio al siguiente.

Aunque Davis igualó a 2 y el duelo se equilibró, para resolverse en un juego de desempate que cayó del lado de la española.

Ahora tendrá que medirse contra la montenegrina Danka Kovinic, 62 del mundo de 26 años, que venció a la francesa Clara Burel, invitada por los organizadores, por 6-3 y 7-6(3).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.