Desde Afganistán piden a la ONU que verifique violaciones de talibanes a DDHH

·2  min de lectura

Ginebra, 24 ago (EFE).- La ONU debe ir más allá de las declaraciones de pesar o de buenas intenciones y crear un mecanismo para investigar y documentar las violaciones de los talibanes a los derechos humanos de la población afgana, dijo hoy la presidenta del mayor órgano independiente de derechos humanos que funciona en Afganistán.

"Pedimos una comisión investigadora, que haga un seguimiento y que informe, que reúna las evidencias de violaciones y abusos, y que promueva la rendición de justicia. Los derechos humanos de mujeres y niñas están siendo reprimidos en cada aldea, cada pueblo y cada ciudad en toda Afganistán", señaló la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Afganistán, Shaharzad Akbar, desde Kabul.

Akbar hizo este llamamiento al participar por teleconferencia en la sesión de urgencia convocada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para analizar la situación en su país.

Varios miembros prominentes del órgano que dirige han sido asesinados o intimidados en los últimos dos años por su trabajo en favor de la justicia y de una sociedad inclusiva donde los derechos humanos de todos sean respetados.

Akbar dijo que en estos momentos, cuando los talibanes han retornado al poder, lo mínimo que debería esperarse de la sesión especial del Consejo de Derechos Humanos es que "demuestre con acciones a los afganos que no se hará la vista gorda, que el mundo se compromete, al menos, con una comisión investigadora fuerte, creíble y con suficientes recursos".

Sostuvo que este mecanismo podría servir para disuadir a los talibanes de abusar de su poder y de pisotear los derechos de la gente.

Lamentó que, lejos de eso, el proyecto de resolución que el Consejo de Derechos Humanos tiene entre manos y sobre cual deberá pronunciarse "es una farsa", ya que apenas alude a la necesidad de que se investiguen todos los abusos que se cometan, pero no establece un mecanismo específico para ese fin.

Únicamente pide a la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, que informe en septiembre sobre la evolución de la situación en Afganistán.

Akbar dijo que su comisión sabe que los talibanes están impidiendo a las mujeres acudir a sus trabajos en oficinas, que han visitado universidades para discutir como se puede aplicar la segregación por sexo, que a las mujeres se les está pidiendo que salgan únicamente en compañía de un miembro masculino de sus familias y que los medios ya no transmiten música.

Todo ello evoca la forma de vivir que impusieron los talibanes en el periodo 1996-2001.

"Por favor, aprovechen esta oportunidad, no actúen como de costumbre y asegúrense de que esta sesión tendrá un resultado significativo. No dejen esto para mañana o para el próximo mes, muchos en Afganistán temen que no haya mañana", reclamó la responsable afgana.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.