Bach visita Tokio para alentar realización de Juegos

STEPHEN WADE
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 26 de septiembre de 2020, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, espera el comienzo de una carrera de ciclismo en Imola, Italia (AP Foto/Andrew Medichini, archivo)
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 26 de septiembre de 2020, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, espera el comienzo de una carrera de ciclismo en Imola, Italia (AP Foto/Andrew Medichini, archivo)

TOKIO (AP) — El Comité Olímpico Internacional y los organizadores de los Juegos de Tokio han insistido en su mensaje durante meses: Pese a la pandemia de coronavirus, las justas se inaugurarán el 23 de julio de 2021.

Pero el énfasis aumentará el lunes y el martes. El presidente del COI Thomas Bach estará en Tokio, donde encabezará actos, estrechará manos y posará para fotografías.

Será su primera visita a Japón desde que los Juegos Olímpicos fueron pospuestos, hace siete meses y medio.

Bach buscará dejar clara su postura lo mismo ante políticos que apoyan los Juegos que ante un público escéptico, distraído por la pandemia y ambivalente en su opinión sobre la celebración deportiva, en momentos en que el país lidia con el desempleo y los problemas económicos.

Difícilmente Bach revelará muchos nuevos detalles en público. Sin embargo, ha insistido en que el COI prevé “muchos escenarios” para reunir a 11.000 deportistas en Tokio e incluso para permitir al menos algunos espectadores en las competiciones. Los Juegos Paralímpicos recibirán a otros 4.350 deportistas.

Bach ha hablado con una confianza creciente acerca de que estará disponible una vacuna, lo mismo que pruebas rápidas de diagnóstico.

El líder del COI considera que todo ello facilitará la realización de los Juegos Olímpicos, lo mismo que la realización de las competencias clasificatorias que se han suspendido.

“Pienso que podemos abrigar cada vez más confianza en que tendremos un número razonable de espectadores”, dijo Bach la semana pasada en las oficinas generales del COI en Suiza. Consideró también posible admitir a espectadores procedentes del extranjero, aunque no está claro en qué número ni con qué protocolos sanitarios.

La semana pasada, se preguntó también a Bach si su visita a Tokio tenía el objetivo de hablar de más planes de contingencia o incluso de la posibilidad de cancelar los Juegos Olímpicos.

“No”, respondió.

Bach viaja en un avión fletado privado y se reunirá el lunes por la mañana con el primer ministro Yoshihide Suga. Unas horas después, entregará un premio olímpico al ex primer ministro Shinzo Abe.

Contempla también en la jornada un encuentro con la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, y una conferencia de prensa con el presidente del comité organizador de los Juegos, Yoshiro Mori, otro ex primer ministro. Varios eventos serán virtuales, pero otros estarán abiertos para los periodistas que deseen asistir.

Japón ha reportado poco menos de 1.900 muertes atribuidas a COVID-19. Ha controlado el virus mejor que la mayoría de los países, pero registró una cifra récord de casos durante los últimos días, en momentos en que las infecciones repuntan en el mundo.