Baby Etchecopar recordó el violento robo donde mató a un ladrón: “Era él o yo”

·2  min de lectura
Baby Etchecopar: "Nadie nace para matar a una persona"
América/YouTube

Casi una década después, Baby Etchecopar recordó el robo que sufrió junto a su familia en su casa de San Isidro. Durante el asalto, una banda de criminales armados ingresó a la vivienda, disparó contra su pareja e hijos, de los cuales uno fue herido. En medio del atraco, el conductor de radio y televisión fingió un infarto y logró alcanzar un arma con la que mató a uno de los delincuentes. “Nadie nace para matar a una persona”, reflexionó.

Durante el diálogo que mantuvo con Alejandro Fantino en Fantino a la Tarde (América), Etchecopar habló del traumático episodio en el que hubo 63 disparos, reveló detalles escalofriantes y mencionó los traumas que aún los aquejan.

El dueño del parque industrial bloqueado por Camioneros: “Así nos quitan la pasión”

“Me quedaron secuelas de lo que sentí por mis hijos y mi mujer. Cuando te tiroteás no se piensa en nada. Nadie nace para matar a una persona. Además, les juro que yo no mato ni a un mosquito, a veces en casa hay uno y les digo a mi familia que abran la ventana”, dijo.

El conductor enfatizó que, durante el robo, actuó por instinto. “Era él o yo, ya me había disparado y no había salido la bala. El ‘él o yo’ había sido hacía un segundo, cuando este Lucas Vázquez apunta, tira, no sale la bala, tira la corredera, cae la bala al piso, carga y apunta de nuevo”, detalló ante la sorpresa de los presentes en el estudio.

“Ver un pibe muerto es terrible para cualquiera”

En otro tramo de la entrevista, Baby Etchecopar habló de los problemas que se originaron tras el violento robo cuando debió asistir a su familia y, en particular, a su hija embarazada de siete meses.

Caso Maradona: Claudia Villafañe envió una carta documento a Polémica en el Bar

Luego tuvo que enfrentar otro problema que surgió como efecto colateral de matar a uno de los delincuentes: defenderse de los familiares del muerto. “Tuve tantos problemas después que no podía pensar en los que murieron en el tiroteo. Ver un pibe muerto, para cualquiera es terrible. Lo querés levantar, le querés decir ‘listo ya terminó la película’”, dijo.

En el final del diálogo con Fantino, Baby Etchecopar recordó: “Estaba mi hija, Lucas Vázquez se le tiró encima y le subió la pollera. Estaba ella, mi hijo, la novia de él, mi mujer, los dos chorros y yo. En un perímetro así, donde se tiraron 63 balazos. Cuando terminó todo estaba de cabeza en la escalera con la gamba arrancada de un escopetazo”.