La búsqueda de desaparecidos sacude Sundance

·3  min de lectura

Alejandra Musi, corresponsal

NUEVA YORK, EU, enero 30 (EL UNIVERSAL).- Nada más inquietante, doloroso e infinito que la búsqueda de aquellos que desaparecieron, a los que se llevaron sin dejar rastro y cuyo destino final queda en suspenso.

Las profundas heridas que esto provoca son sólo algunas de las emociones que con sutileza y belleza visual explora el cortometraje del realizador regiomontano Carlos Lenin.

Tras ser premiado en el Festival de cine de Locarno por su filme "La paloma y el lobo", Lenin pisa fuerte en Sundance con este relato del que platicó con EL UNIVERSAL

"La desaparición forzada es tristemente uno de los crímenes de la humanidad que más caracteriza a nuestro país. Yo soy del norte de México y me ha tocado ver y conocer a un montón de personas que tienen a sus familiares desaparecidos".

El director explicó que la primera vez que se vinculó con el tema fue a través del comité Eureka, la organización de madres y familiares de desaparecidos, justo cuando empezó a estudiar cine en la ENAC, antes el CUEC en la UNAM.

"Yo soy de Linares, Nuevo León, y ellos fueron los que me dieron posada en la Ciudad de México. Viviendo y conviviendo con Sara Hernández, que busca a su esposo Rafael Ramírez Duarte desde los años 70 y con sus hijos Tania y Pável".

"Recuerdo que le pregunté a Tania si había soñado con su papá y ella me respondió que sí y luego me dijo, 'el sueño más largo que recuerdo' y me empezó a contar la historia. Si bien el cortometraje no se centra en ese relato sí es el punto de origen de mi vinculación con el tema y de la aproximación que me interesaba darle", explicó el director.

Para él y su equipo, estar en Sundance es una gran alegría "porque es un corto que hicimos con amor y nos hace ilusión estrenar en un espacio tan importante porque creemos que es una gran plataforma para que el tema se siga conversando".

"El año pasado tuvimos 'Sin señas particulares', de Fernanda Valadez, y ahora con el corto se puede seguir hablando de esta realidad", contó.

A pesar de que Sundance este año es una experiencia online, Carlos afirmó que "lo bonito es que el corto se está viendo y hay mucho interés y movimiento. El ritmo vertiginoso que se suele tener en los festivales de cine se mantiene porque las conversaciones y reuniones con realizadores de otras latitudes se están haciendo online.

"Lo que extraño como autor es la reacción de la gente, es parte de mi proceso de aprendizaje, creo que eventualmente se encontrará una forma de que tengamos esa retroalimentación directa del público".

Lenin también está a punto de estrenar en México "La paloma y el lobo", filme premiado en Locarno y presente en muchos festivales internacionales cuya fecha para las salas mexicanas se planea a finales de marzo.

"La idea es hacer viable que el cortometraje acompañe al estreno de la película en cines comerciales, si no es posible lo subiremos a redes sociales".