Bélgica vuelve a suavizar las medidas frente al coronavirus

·3  min de lectura

Bruselas, 27 jun (EFE).- Una nueva relajación de las medidas contra la propagación del coronavirus en Bélgica entra en vigor este domingo, de manera que se amplía el número de contactos sociales permitidos en interior o la capacidad de mesas en restaurantes.

Así, los belgas podrán estar en contacto con hasta ocho personas en interiores en vez de con cuatro (sin incluir a miembros de la misma familia o menores de 12 años), una regla que se aplica también para los alojamientos vacacionales.

En los restaurantes se podrán sentar a la mesa también hasta ocho personas (sin contar a los niños de hasta 12 años ni las personas que residen en un mismo hogar).

Además, la hora de cierre obligatorio pasa a la 1 de la madrugada desde las 23.30 horas actuales, y se admite el uso de mamparas de plexiglás en las terrazas donde no sea posible guardar una distancia mínima de 1,5 metros de seguridad.

Las salas de juegos vuelven a estar autorizadas pero en su interior se debe llevar máscara y, por lo que respecta a los banquetes, deben seguir las mismas normas que los restaurantes.

Por otra parte, se vuelve a admitir hacer compras en grupo pero en las tiendas la mascarilla será obligatoria.

El teletrabajo ya no será obligado para aquellas empresas que lo podían aplicar pero seguirá estando fuertemente recomendado.

Por lo que respecta a los cultos religiosos, se autorizan hasta 200 personas en interiores y hasta 400 en el exterior,

Los mercadillos y ferias, si el número de visitantes previsto es superior a 5.000, deberán contar con un plan de circulación de sentido único son entradas y salidas diferenciadas. En ellos el uso de mascarilla será obligatorio en julio y agosto.

Los grandes eventos no podrán acoger a más de 2.000 personas en interior pero se prevé pasar a 3.000 a partir del 30 de julio si se cumplen los requisitos de seguridad.

En el exterior se podrán organizar con 2.500 personas y 5.000 si se solicitan test de antemano.

Desde hoy, se pone fin también a la prohibición de manifestarse por la noche pero se exigirá mascarilla y respeto de la distancia de seguridad.

Las salas de deporte volverán a abrir los vestidores y duchas y los clubes y asociaciones podrán organizar actividades en grupos de hasta 100 personas (200 desde el 30 de julio).

En mayo, las autoridades belgas habían anunciado que esta nueva fase de relajación de medidas de cara al verano entraría en vigor el 1 de julio, pero el avance de la campaña de vacunación y también del equipo de Bélgica en la Eurocopa llevaron al Gobierno federal el pasado viernes a adelantar su aplicación, apunta el diario “Le Soir”.

De ese modo, las nuevas normas entran en vigor unas horas antes del partido entre Bélgica y Portugal.

A fecha del viernes, los casos detectados en una semana habían caído un 44 %, hasta los 381.

Las nuevas hospitalizaciones también habían bajado un 24 % hasta una media de 28,6 semanales, mientras que los ingresados por COVID se situaban en 421 en total, de los que 174 estaban en cuidados intensivos.

La tasa de posibilidad se situaba en 1,4 %, un 0,8 % menos que la semana pasada.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.