Bélgica: penúltimo país de la UE en reabrir bares y restaurantes

Bruselas, 8 jun (EFE).- Bélgica inició este lunes la fase 3 de su desescalada con la reapertura de bares y restaurantes, convirtiéndose en el penúltimo país de la Unión Europea (UE), solo por delante de Irlanda, en permitir al sector de la hostelería levantar de nuevo la persiana, que permanecía bajada desde el pasado 13 de marzo.

Pese a que el día ha amanecido gris y lluvioso tras dos inusuales meses de sol y calor, la población local no han querido faltar a su cita con los bares de la Plaza de Luxemburgo de Bruselas, situada justo enfrente del Parlamento Europeo y lugar de encuentro habitual para los trabajadores de las instituciones comunitarias.

Maite Mola, española afincada en Bruselas desde hace 9 años, confesó a Efe que tenía "muchas ganas" de volver a los bares y añadió que "este es un momento importantísimo para apoyar el pequeño comercio".

"El tiempo no acompaña, pero estoy acostumbrada, te abrigas y ya está", aseveró Maite.

La acompaña su amiga Valentina Scafar, quien señaló que el bar donde se encuentra es donde solían quedar a tomar café antes del confinamiento,una costumbre que ha echado "muchísimo de menos" y que han retomado para "celebrar" la reapertura.

"Ha sido una época bastante difícil al estar solos y no poder ver a los amigos", explicó Valentina, quien considera esencial apoyar al sector turístico, ya que "ha sufrido muchísimo" estos meses.

Tim Jakaj, gerente del bar The Beer Factory donde Maite y Valentina se han reencontrado, aseguró que él tenía "muy claro" que debía reabrir su negocio desde el primer día que la normativa se lo permitiese.

No obstante, Jakaj reconoce que muchos bares han decidido no levantar la persiana debido a las medidas de seguridad que el Gobierno belga ha ordenado, entre las que destacan la obligatoriedad de dejar 1,5 metros de distancia entre los clientes y el "toque de queda" establecido a la una de la madrugada.

Tampoco está permitido dejar sobre las mesas recipientes con comida, así como manteles y servilletas de tela, que ahora deberán ser desechables o reemplazadas tras cada ocupación, o menús, que deberán poder consultarse con el teléfono móvil u otros métodos que no impliquen una carta física.

Sobre el hecho de que Bélgica haya sido de los últimos países de la UE en permitir la reapertura de los comercios hosteleros, el gerente de The Beer Factory expresó su "confianza en los científicos y los políticos", quienes, en sus palabras, "a veces tienen que tomar decisiones difíciles".

"En general creo que han gestionado bien esta crisis y han tenido razón en hacer lo que han hecho", aseveró Jakaj.

Desde hace días podía verse en las calles de Bruselas cómo los dueños de los bares se afanaban en poner a punto sus establecimientos.

Concretamente, Jakaj ha estado trabajando 20 días en la reapertura de su bar, y ha aprovechado para limpiar a fondo, pintar y someter el local a algunos cambios.

"Hoy estamos contentos porque los clientes están aquí y nos alegra volver a ver a los amigos y a nuestra gente. Estamos felices", sentenció Jakaj.

Durante la fase 3, los belgas también tendrán permitido hacer excursiones por el territorio nacional, la ampliación de la "burbuja" de las personas con las que se autoriza el contacto cercano hasta un máximo de 10 y la reapertura de los centros deportivos bajo reserva previa.

También se reanuda el culto religioso con una afluencia máxima de 100 personas y sin ritos que impliquen contacto físico.

(c) Agencia EFE