Bélgica pasa la Navidad sin fuegos de Año Nuevo y con mercadillos a medio gas

·2  min de lectura

Bruselas, 31 dic (EFE).- Bélgica celebra las festividades navideñas y el fin de año entre restricciones decretadas por la nueva ola de contagios de covid y el avance de la variante ómicron, con la cancelación de los fuegos artificiales de Año Nuevo, la prohibición de eventos masivos en interiores y la limitación de aforo de los tradicionales mercadillos de Navidad.

La Nochevieja en Bélgica volverá a transcurrir un año más desde casa, sin el habitual castillo de fuegos pirotécnicos del Mont des Arts de Bruselas ni los festejos de cotillones por el cierre de las discotecas, clausuradas desde el mes pasado.

Los mercados navideños belgas, celebrados todos los años durante la época del Adviento, despedirán 2021 a un cuarto de su capacidad, con mascarilla obligatoria y con certificado covid para pasear entre puestos tras el anuncio de la limitación de aforo de los eventos masivos al aire libre, que afecta a congresos, actos culturales y conciertos.

Esta restricción trastocó los llamados Placeres de Invierno del centro de Bruselas, uno de los mercadillos navideños más grandes del país, que el 26 de diciembre cerró 200 de sus 230 casetas y redujo la capacidad de su noria, de sus actividades de feria y de su pista de patinaje sobre hielo.

En todo caso, el Gobierno belga dio marcha atrás el miércoles en su decisión de cerrar cines, teatros y salas de espectáculos, después de que la Justicia diera la razón al sector cultural en cuanto a que no apreciaba que esas actividades fueran tan propicias para la propagación del virus como para tener que clausurarlas.

Las autoridades belgas sí han decidido mantener abiertos los polideportivos, los gimnasios y las piscinas, aunque han cerrado el acceso del público a todas las competiciones y entrenamientos deportivos, salvo los protagonizados por menores de edad.

Las medidas contra el coronavirus han reducido la celebración de la Navidad en Bélgica, o bien al festejo en casa y en la calle, o bien a las reuniones en cafés y restaurantes, que conservaron sin cambios sus restricciones del mes pasado: certificado covid a la entrada, clientes sentados en mesas de un máximo de seis personas y cierre de establecimientos a las 23.00 horas.

Por último, por la situación sanitaria, los colegios de primaria y preescolar adelantaron siete días las vacaciones de Navidad, las empresas mantuvieron el teletrabajo obligatorio cuatro días a la semana y, los turistas, de querer celebrar las fiestas en Bélgica, deberán cumplimentar un formulario de salud pública para estancias superiores a 48 horas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.