Bélgica cierra discotecas y reduce el horario de bares y restaurantes

·2  min de lectura

Bruselas, 26 nov (EFE).- Bélgica decidió este viernes endurecer las medidas debido al aumento de contagios de coronavirus y la ocupación en las UCI, entre las que destacan el cierre de las discotecas y la obligación de que los bares y restaurantes lo hagan a las once de la noche, y donde solo podrá haber un máximo de seis personas por mesa.

El comité de concertación que reúne al Gobierno federal y al de las tres regiones del país decidió además acelerar la vacunación y se marcó como objetivo que el "máximo número de personas posible" pueda recibir un pinchazo antes de Navidad, después de que 1, 2 millones de belgas hayan recibido ya una dosis de refuerzo.

Las autoridades belgas se volvieron a reunir este viernes tras constatar que las medidas que adoptaron la semana pasada no fueron suficientes para evitar que siga aumentando la cuarta ola que golpea al país.

"Constatamos que el nombre de camas ocupadas en cuidados intensivos se ha doblado en una semana. La línea roja se ha sobrepasado y es realmente muy preocupante", dijo el primer ministro, Alexander De Croo, en una rueda de prensa tras la reunión.

Añadió que si no hubiera vacunas "la situación sería mucho más dramática. Pero, aún así, la situación en los cuidados intensivos no es sostenible".

La incidencia acumulada en Bélgica es de 1.704,9 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos publicados hoy el instituto público de Sanidad, Sciensano.

En las UCI hay 669 camas ocupadas, por encima del límite de las 500 que el Gobierno fijó como preocupante.

Y en cuanto a la vacunación, el 75 % del conjunto de la población ha recibido ya la pauta completa, si bien existen diferencias entre las regiones, dado que en Bruselas tienen las dos dosis un 57 %, en Valonia un 70 % y en Flandes un 80%.

Las autoridades también decidieron hoy que las actividades deportivas se celebren sin público y mantuvieron la obligación de teletrabajar cuatro días a la semana, tal como decidieron en la anterior reunión.

Este fin de semana se reunirá los ministros de Sanidad del Gobierno federal y las regiones para decidir qué medidas hay que tomar en las escuelas, por ejemplo, si los niños deberán llevar mascarilla en clase.

El endurecimiento de las medidas coincidió con el anuncio que hizo hoy el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, de que el pasado 22 de noviembre se detectó un caso de la nueva variante sudafricana de covid-19.

La paciente infectada es una mujer adulta joven no vacunada que desarrolló síntomas once días después de viajar a Egipto a través de Turquía y que asegura no haber tenido contacto con personas del sur de África, informó el Laboratorio Nacional de Referencia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.